Carles Puigdemont, el president de la Generalitat huido de la justicia, ha liderado la decisión de presentar un recurso ante la Junta Electoral Central (JEC) contra la celebración del debate electoral organizado por Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) para el próximo día 23 de abril y que contaba con la participación confirmada de los candidatos de los 5 partidos con importantes expectativas electorales: Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rvera y Santiago Abascal

A primera hora de esta tarde salata la noticia de que la Junta Electoral dejaba en suspenso la celebración del debate porque los partidos nacionalistas que lo han recurrido, todos con representación parlamentaria en la pasada Legislatura, consideran que Vox no tiene derecho a estar en ese debate precisamente porque aún no tiene representación en el Parlamento. Los partidos nacionalistas quieren que se aplique el mismo criterio que TVE que convoca sólo a representantes de partidos con representación parlamentaria, a pesar de que todas las encuestas dan a Vox más excaños en el congreso que a PDeCat, Esquerra Replubicana de Cataluña, PNV y Coalición Canaria.

Resulta llamativa la decisión de la Junta Electoral Central dado que el 7 de diciembre de 2015 el mismo grupo mediático organizó un debate similar con los cuatro partidos que entonces tenían posibilidades de entrar con fuerza en el Congreso y por aquel entonces dos de los partidos -y no uno- Ciudadanos y Podemos no tenían representación en el Parlamento. A dicho debate además el candidato del PP, Mariano Rajoy, decidió no acudir y envió en sulugar a la Vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, hoy fuera de la política y flamante fichaje del bufete de abogados Cuatrecasas.

Según ha podido saber ElPlural.com, ha sido Puigdemont quien ha decidido que su partido, el PDeCat, presentara el recursos contra el debate de esta campaña electoral, reurso al que de inmediato se sumó Coalición Canaria (una diputada en la pasada Legislatura, Ana Oramas). posteriormente se sumaron el resto de formaciones nacionalistas, descontentas con el poco protagonismo mediático que están teniendo en estos días.