Tanto va el cántaro a la fuente que al final el PSOE de Castilla-La Mancha ha invitado al PP a contrastar las declaraciones del IRPF de sus respectivos líderes, a que cada uno de ellos dé a conocer sus rentas totales y su patrimonio, incluido el oculto (porque haberlo haylo), después de que los conservadores cuestionaran la declaración de bienes publicada por el líder socialista y candidato a la Presidencia de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page. Declaración que contenía errores en la página web municipal, ya corregidos como adelantó ELPLURAL.COM, puesto que el socialista es también alcalde de Toledo, pero no así en el portal del PSOE nacional. De ahí que García-Page haya pedido a María Dolores Cospedal la misma transparencia y que de verdad realice el “striptease” económico que ella anunció en junio de 2013 y que nunca cumplió.

Debate en los medios de comunicación
Petición que el líder socialista ha hecho con luz, taquígrafos y periodistas, proponiendo a Cospedal a que antes de que se celebren las próximas elecciones autonómicas participen en un debate en los medios de comunicación públicos para aclarar de una vez por todas a la ciudadanía cuáles son el patrimonio y las rentas de ambos dirigentes políticos y los de sus cónyuges. “Propongo que enseñemos tanto ella como yo, y nuestros respectivos cónyuges, nuestras declaraciones de la renta, la declaración de patrimonio, aunque yo no la tengo, e incluso los extractos bancarios y detallemos también en que consejos de administración de grandes empresas están unos y otros”, señaló.

Cospedal se hace “la sueca”
Demasiada transparencia para la secretaria general del PP, que tiene abiertos en canal unos cuantos frentes políticos, judiciales, económicos y morales. Cospedal no olvida que pasará a los anales como “La bien pagá”, por ser la dirigente mejor retribuida de la historia de la democracia (260.000 euros/año). Por eso, al ser preguntada si estaría dispuesta a debatir con García-Page, se ha mostrado “encantada y por descontado”, siempre y cuando esos debates sean “electorales” y “a dos”. Cospedal ha hecho estas declaraciones ante una veintena de periodistas castellano-manchegos, previamente seleccionados por su departamento de comunicación, asegurando que ella pidió un debate cuando era candidata en 2011 y que José María Barreda se negó, cuando la realidad es que el PP puso unas condiciones leoninas para que ese encuentro fuera imposible, sabiendo como sabían de las grandes limitaciones oratorias de su candidata.

Miedo a lo que los ciudadanos conocen
María Dolores Cospedal sabe que no puede aceptar el reto de Emiliano García-Page porque, sencillamente, perdería por goleada, pero no por las cualidades políticas de su opositor, que también, sino porque la hoy presidenta de Castilla-La Mancha debería responder a muchas preguntas, todavía sin contestar, que más pronto que tarde entrarán en un juzgado. Aunque algunas ya están, como la procedencia y el destino todavía no aclarada de 200.000 euros que, siempre según declaración en sede judicial de Luis Bárcenas, recibió Cospedal de Sacyr para financiar su campaña electoral de 2007. Pero no solo eso, la secretaria general siente pavor cuando sale a la palestra Ignacio López del Hierro, verdadero “talón de Aquiles” de la presidenta castellano-manchega.

Un marido de Ibex, de ladrillo y de pelotazos...
Y es que nadie que conozca la trayectoria empresarial de López del Hierro le extraña que Cospedal se sienta incómoda, y a veces malhumorada, cuando es preguntada por los tejemanejes de Nacho, como es conocido en círculos políticos del PP. ¿Por qué? Fácil, su marido, además de ser sancionado con 36.000 euros por mala praxis empresarial por la Comisión Nacional de Valores, pertenecer a una docena de consejos de administración desde que su mujer es secretaria general del PP (algunos de ellos en el punto de mira de la Justicia), lo que le ha reportado cientos de miles de euros de beneficios, cobrar otros tantos miles de Liberbank por “no hacer nada”, estar involucrado en el espionaje empresarial, regalar a su mujer a través de su empresa el 50 por ciento de una mansión de 584 metros cuadrados y 12.000 de terreno, valorada en 2,5 millones de euros en la elitista urbanización toledana de “Los cigarrales”...es decir, un cúmulo de escándalos que dejan muy tocada la carrera política de María Dolores Cospedal.

...Frente a una esposa que trabaja por los discapacitados
La vida empresarial de López del Hierro hunde en la miseria política a Cospedal, ya que en las antípodas sociológicas se encuentra la mujer de Emiliano García-Page, que desde hace una década sigue haciendo lo mismo que ahora: trabajar para Fundosa, una fundación de la ONCE, que busca principalmente la integración de los discapacitados en todos los niveles sociolaborales, pero sobre todo en el mundo del trabajo, donde las personas diferentes tienen serias dificultades para entrar. Yolanda Fernández seguro que no gana 7.000 euros al mes por “no hacer nada”, como López del Hierro percibe de Liberbank (antigua CCM). Lo que sí es conocido y demostrable es que continúa viviendo en un piso de algo más de 80 metros cuadrados con sus dos hijos y su marido García-Page, y que si ponemos sobre la mesa propiedades, rentas, patrimonios y demás devengos, el tándem Cospedal-López del Hierro cotiza en el Ibex 35, mientras que los cónyuges Page-Fernández no pisan el parqué de la bolsa, solo las calles de Toledo y sin guardaespaldas, que no todos los matrimonios políticos pueden decir lo mismo.