[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"25274","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-315634","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"320","alt":"Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar y Antonio Gonz\u00e1lez Terol en la imagen con la que el PP de Boadilla ha promocionado el mitin"}}]] José María Aznar y Antonio González Terol en la imagen con la que el PP de Boadilla ha promocionado el mitin



Ni responsabilidades políticas por la corrupción, ni medidas para combatirla y ni tan siquiera decoro para evitar a los ciudadanos determinadas escenas y declaraciones. El PP de Madrid tiene a varios exalcaldes y exaltos cargos imputados, especialmente por las tramas Gürtel y Púnica que han costado millones de euros de dinero público, y la presidenta del partido y candidata a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró en una entrevista de televisión con Ana Rosa Quintana que apenas había tenido "dos corruptos" en sus filas.

¿Ruptura del pasado? ¿Con Aznar?
Más lejos ha ido el candidato del PP a la alcaldía de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, que tiene a dos predecesores en el cargo de su propio partido imputados por el caso Gürtel ya que convirtieron el municipio en un cortijo para la trama. El actual regidor intenta desvincularse de sus antecesores del PP con poco éxito, entre otras cosas porque ha conseguido que su Ayuntamiento sea condenado por acosar a una testigo contra la corrupción de su partido. Y además como acto estrella para su campaña electoral no ha tenido otra ocurrencia que llevar este viernes a José María Aznar, el presidente del partido bajo cuyo mando estuvieron los extesoreros Ángel Sanchis, Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, todos ellos imputados, y el máximo responsable del PP mientras funcionó una caja B que el juez da por acreditada. "Cada uno tiene que responder de sus propios actos", es lo máximo que ha llegado a decir Aznar sobre "el cáncer" de la corrupción en su partido.

Otra falta de tacto con el lugar del mitin
Aznar ha tenido así oportunidad de pasear por las calles de Boadilla junto González Terol y admirar las rotondas del municipio, famosas por sus sobrecostes. Y en otro detalle de falta de tacto el expresidente y González Terol han celebrado su acto en el Hotel Antiguo Convento, donde el PP ya realizó actos sufragados por empresas que están incluidos en una pieza separada de la Gürtel sobre presunta financiación ilegal del partido en Boadilla y Arganda, diligencias que tendrá que cerrar el sustituto de Pablo Ruz, José de la Mata. A escasos metros del mitin de Aznar y González Terol daba también otro Ciudadanos de Boadilla, que habrán visto con satisfacción ese 'viaje al pasado' ya que aspiran a recoger muchos de los votantes decepcionados con la corrupción popular. La visita del expresidente tampoco ha pasado desapercibida para muchos vecinos que han comentado por las redes sus inquietudes al respecto.