La escena que se vivió el pasado domingo noche en Mérida, durante la ceremonia oficial por el día de la Comunidad, produjo mucha vergüenza a buena parte de los presentes. Un presidente del PP, José Antonio Monago, agradeciendo a una coalición de izquierdas, se supone que también en Extremadura, IU, por permitirle gobernar. Una declaración de amor 'anti-natura', que, las imágenes lo muestran, abochornó incluso al cortejado, Pedro Escobar.

"No dijimos 'Podemos', dijimos 'lo hacemos'"
Las palabras de Monago merecen transcripción, aún sean resumidas:
"Quiero darles las gracias a Izquierda Unida, que es lo que me enseñaron mis padres, a ser siempre agradacedido..., quiero darle las gracias a IU y decirles algo que no debieran nunca olvidar ni ellos, ni los extremeños... Vosotros 'pudisteis' antes que otros; no dijimos 'Podemos', dijimos 'lo hacemos'... Y algún día la historia de España reflejará lo que aquí se ha vivido en Extremadura. Y lo que un pueblo puede ser capaz de hacer en estos casos: Ponerse de acuerdo aunque pareciera imposible. Y gracias a ellos nunca me he sentido en minoría absoluta".


Un striptease emocional tan sorprendente e inesperado de Monago, provocó que Pedro Escobar negara con la cabeza, avergonzado, como haría intentando disimular alguien a quien hubieran pillado in fraganti, cometiendo adulterio... Y es que, seguramente, las palabras del presidente extremeño, los aplausos de quienes le escuchaban, parecían apretarle como un abrazo de oso, mostrando la realidad que los diputados, tres, de Izquierda Unida niegan: que el PP sólo gobierna por su cooperación pactada: "no dijimos Podemos, dijimos lo hacemos". Es más. que sin ellos, Monago, no sería nada.

No eran palabras de 'amor' vacías: Izquierda Unida lo ha demostrado
Y que las palabras de amor de este lunes, en ese acto, no eran vacías, se ha demostrado este mismo jueves, cuando la relación PP-IU ha dado otra vez fruto. Pero esta vez con participación activa de los diputados de la coalición que en el resto de España es de izquierda. Al menos, de dos de los diputados.

Se votaba en el Parlamento de Extremadura la reforma de la Ley de Renta Básica que en 2013 habían aprobado todos los grupos. Pero el PP no puede cumplirla por razones presupuestarias -ha preferido no recortar en otros aspectos-, y ha llevado una modificación que viene a ser una 'reformulación' de la Ley.

Se contaba con que, como viene haciendo en leyes básicas, Izquierda Unida se abstuviera. Pero esta vez los diputados 'de izquierda' han ido más lejos; esta vez dos de ellos han votado positivamente con el PP, entre ellos el propio Pedro Escobar, junto a Alejandro Nogales. Y eso, aún rompiendo la unidad de voto de la coalición, porque uno de los tres diputados de IU, Victor Casco, se ha negado a votar con los otros dos y, manifiestamente, cruzando sus brazos, se ha abstenido.

Los diputados del PSOE han anunciado en el mismo debate que esta reforma de la ley no es sino un "decretazo" que reestructura lo que era una ley de renta básica en un mero plan de subvenciones, y han asegurado que cuando lleguen al poder volverán la ley a su redacción original.