Las constantes críticas a Ahora Madrid sobre la limpieza de la capital, especialmente desde la oposición del Partido Popular, han terminado por colmar la paciencia del equipo que dirige Manuela Carmena.

Con la verdad por delante, reconociendo que “Madrid está muy sucio” y que el problema de limpieza “persiste”, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha cargado contra los contratos de limpieza firmados por el anterior equipo de gobierno del Ana Botella tachándolos, más que de “contratos integrales, de “desastres integrales”.

Para la concejala, existe una “grave negligencia” dentro de los pliegos de limpieza firmados por la anterior corporación del Partido Popular y se va a llevará a cabo una investigación exhaustiva y profunda de los mismos.

Modificación de los contratos
Desde el Gobierno de Manuela Carmena insisten en que el origen de los problemas de limpieza en Madrid se encuentra en los pliegos, llegando a reconocer Inés Sabanés que, “si no hay posibilidad real de que los contratos de limpieza cumplan sus objetivos, trabajaremos en su rescisión y reorientación”.

 

Pero esto no será tan fácil, ya que los contratos se encuentran prácticamente blindados ya que, según reconoce el propio Ayuntamiento, la Ley de contratos del Sector Público recoge que “los contratos del sector público sólo podrán modificarse cuando así se haya previsto en los pliegos o en el anuncio de licitación públicos”.

“Si la situación permanece y se halla base jurídica para concluir que este modelo de gestión, y los contratos que de este se derivan, no pueden cumplir con los objetivos, se podría iniciar la resolución de los contratos, ante la imposibilidad de ejecutar la prestación en los términos inicialmente pactados o la posibilidad cierta de producción de una lesión grave al interés público de continuarse ejecutando la prestación en esos términos, cuando no sea posible modificar el contrato o acuerdo entre las partes”, declaró Sabanés en rueda de prensa.



Pleno extraordinario
Para que se pueda contar con el mayor consenso posible dentro del Ayuntamiento, Sabanés también ha anunciado que propondrá la convocatoria de un pleno extraordinario sobre limpieza. La concejala de Medio Ambiente considera que el consenso será necesario si se debe forzar una acción legal para cambiar los contratos.

Desigualdad entre los distritos
Uno de los principales problemas que el equipo de Manuela Carmena se ha encontrado en los pliegos de limpieza es la gran desigualdad en los recursos destinados a las distintas zonas de Madrid.

La ciudad está dividida en seis ‘lotes’ de limpieza, que comprende cada uno varios distritos. Actualmente, existe una diferencia de más del 50% en la inversión por habitante entre el lote que más recibe, que comprende los distritos Centro, Tetuán y Chamberí, y el barrio de Argüelles, y el que menos, el seis que comprende los distritos de Carabanchel, Usera y Villaverde.



Llama la atención la gran diferencia de inversión entre las zonas más ricas y las más desfavorecidas económicamente de la ciudad, aun teniendo en cuenta la particular del distrito centro por concentrar la mayoría del turismo.

Sabanés ha que existe una relación entre el monto de la inversión y el estado final del distrito, lo que debe ser solucionado ya que va en perjuicio de aquellos donde menos dinero se gasta.