Todos los medios de comunicación tienen el derecho de tener la línea editorial que quieran, solo faltaba, pero a lo que no tienen derecho es a mentir. Todos los medios de comunicación tienen la obligación de contrastar las noticias y no hacerlo incumple las mínimas normas éticas y de rigor. El diario El País ha dado por buena toda la versión del Ministro de Asuntos Exteriores sobre el viaje del Presidente Zapatero a Cuba, y el problema es que Margallo ha mentido. A la hora realizar esta información, y después de titular en la portada de su web que "la visita de Zapatero a Cuba es de una extraordinaria deslealtad" citando a Margallo, nadie de El País había llamado a la oficina del Presidente.

La verdad
La oficina del Presidente Zapatero comunicó por escrito al Ministerio de Asuntos Exteriores el viaje a Cuba el 17 de febrero. José Luis Rodríguez Zapatero informa siempre de todos sus viajes internacionales a Moncloa y a Exteriores, por tanto Margallo miente. El ministro de Rajoy afirma que se enteró porque hubo que tramitar los permisos de los escoltas y porque se pusieron en contacto con el embajador de España en La Habana para informar de su presencia en Cuba. En primer lugar es Presidencia del Gobierno (Moncloa) quien se encarga de la seguridad de los ex presidentes, por tanto los desplazamientos de los escoltas de Zapatero no dependen del Ministerio de Exteriores, sino de la Secretaría General de Presidencia del Gobierno. En segundo lugar siempre que viaja un ex presidente a otro país, siempre, se informa al embajador español. Por cierto, Felipe González y Aznar siempre informaban de sus desplazamientos internacionales a Moncloa pero no siempre, ni mucho menos, al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Un vaticinio, se excusarán con la agenda
En la notificación por escrito a Exteriores se informaba que no había agenda política concreta cerrada de Zapatero y de su ex ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en Cuba porque no estaba cerrada y que en cuanto estuviera se informaría al embajador. Y es la verdad. Margallo sabe que en un país como Cuba y con un Gobierno como el cubano la agenda no se cierra hasta estar en la isla y en la mayoría de las ocasiones sobre la marcha. El propio Margallo cuando visitó Cuba hace unos meses daba por hecho que le iba a recibir Raúl Castro y se encontró con un desplante histórico, ni el máximo mandatario de la isla ni ningún representante de nivel le recibió. Siendo Presidente Aznar realizó una visita oficial a la isla y le recibió Fidel Castro. Zapatero nunca visitó oficialmente Cuba como Presidente del Gobierno. La reacción del Ministro de Asuntos Exteriores, mintiendo primero sobre la notificación y sobre la agenda, solo se explica por una 'rabieta' dado que Raúl Castro a él le ignoró.
En cuanto se cerró la agenda del Presidente Zapatero en Cuba se comunicó al embajador en La Habana para que este informase al Ministerio.

El momento oportuno
Siendo líder de la oposición y siendo Presidente del Gobierno Zapatero fue invitado en multitud de ocasiones a visitar Cuba, invitaciones que siempre declinó. El ministro Moratinos mantuvo la interlocución con la isla y consiguió la liberación de una veintena de presos políticos cubanos que fueron traídos a España con estancia sufragada por el Gobierno durante más de un año. José Luis Rodríguez Zapatero ha elegido este momento para visitar Cuba cuidadosamente, después de que Estados Unidos restableciera relaciones diplomáticas con el gobierno de la isla, acontecimiento que fue celebrado por la Unión Europea, el Secretario General de la ONU y hasta por el Papa Francisco.
Por cierto, cuando Margallo visitó oficialmente Cuba y se le preguntó sobre los motivos del viaje, dado que el PP siempre ha sido virulento contra la dictadura castrista (no con otras), el ministro lo justificó porque “la situación del país ha cambiado de una manera dramática”.

También a Bolivia, por si El País quiere ir preparando munición
Tras las elecciones generales de 2008 que Zapatero volvió a ganar, Juan Luis Cebrián ordenó a todos los medios de Prisa (El País y la SER) atacar a José Luis Rodríguez Zapatero. El odio, públicamente confesado por el mandamás de Prisa, a el ex presidente sigue siendo 'línea editorial' de El País, a pesar de que Zapatero lleva ya tres años fuera de La Moncloa y de la Secretaría General del PSOE. Lo que no se corresponde con un periódico de la categoría de El País es la mentira burda, la publicación de mentiras y no contrastar la información. Cuando finalice su viaje a Cuba Zapatero y Moratinos se desplazarán a Bolivia y está previsto que les reciba Evo Morales. Por si Cebrián quiere ir dando ya instrucciones.