La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. EFE/Archivo La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. EFE/Archivo



Esperanza Aguirre ha dejado ver cuál es su medida de "honradez" en los exámenes a los que sometió a los candidatos a alcaldes en Madrid, con los que la presidenta del PP en la región quiso hacer un alarde de contundencia contra la corrupción. Con la misma desfachatez con que se planta en los platós de televisión asegurando que ella no sabía nada de la trama Gürtel a la que su gobierno adjudicaba contratos y, también, que cesó enseguida a los implicados, Aguirre ha montado la farsa de los exámenes, que ya estaban amañados de antemano.

El organizador, implicado en las tarjetas black
Si esto ya es suficiente para escandalizar, lo es más el hecho de que el organizador de los ensayos, que se celebraron en la sede principal del PP nacional, en la calle Génova de Madrid, fue Jorge Rábago, uno de los implicados en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid.

Ensayos en Génova, y se filtraron las preguntas
Según adelanta este domingo El Mundo, hubo ensayos para los exámenes realizados horas o días antes de la prueba oficial, y se filtraron a los candidatos a alcaldes las preguntas que debían responder. Al parecer, Esperanza Aguirre no quería que hubiera fallos delante de los focos de los periodistas.

Lo han admitido candidatos
Antes se coge al mentiroso que a un cojo. Participantes en los supuestos exámenes han reconocido que ya conocían las preguntas y que hubo, además, ensayos antes de la actuación ante los medios. Lo han admitido los candidatos de Villalba y Valdemoro, Mariola Vargas y David Conde, además del edil Fernando Martínez Vidal, hombre de confianza de Aguirre que participó en los ensayos.

La puesta en escena de la alcaldesa de Villalba
La primera exhibición, la prueba realizada con gran expectación a la ya alcaldesa de Villalba, Mariola Vargas, -su predecesor tuvo que dimitir implicado en la operación Púnica- tuvo su ensayo el día anterior, durante tres horas. La alcaldesa lo negó a preguntas de El Mundo, pero luego lo admitió tras conocer que el organizador había confesado.

La pregunta espinosa al alcalde de Valdemoro
El candidato a alcalde de Valdemoro, David Conde, tuvo ración doble de ensayo porque estaba muy nervioso y tuvo que repetir antes de hacer el examen. No lo tenía fácil porque tuvo que someterse a la pregunta de por qué Francisco Granados, en la cárcel por la operación Púnica, había asistido a su boda.

La directora de orquesta
Aguirre estuvo al tanto del todo en la sede nacional del PP, donde se celebraron los ensayos en los que se preguntó a los candidatos por ejemplo, si tienen cuenta en Suiza o cuál es su patrimonio. Para los organizadores no se trató de un apaño y ven normal que se prepare a los candidatos antes de salir a escena.