El debate que había organiza Atresmedia para el próximo 23 de abril, con motivo de las elecciones generales del próximo día 28 de este mes, ha sido suspendido por la Junta Electoral Central.

En este espacio iban a coincidir los líderes de las principales cuatro fuerzas parlamentarias (PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos) más Vox, que es, de momento una fuerza extraparlamentaria no perteneciente al Congreso de los Diputados. 

La Junta Electoral Central ha considerado que el programa no respeta la proporcionalidad al incluir a Vox en el debate y han solicitado al grupo que varíe el formato. A su vez, han reprochado que se haya pensado en la formación ultra y no en otras fuerzas con representación en el Parlamento. 

La JEC ha explicado que el debate no quedaba suspendido indefinidamente, y daba la opción a Atresmedia de presentar otro modelo. Siguiendo las indicaciones de la Junta, el grupo de comunicación ha decidido readaptar su debate del 23A a cuatro participantes.

Además de la medida tomada por la JEC, otros partidos de menos representación como JxCat, PNV y Coalición Canaria también han presentado un recurso alegando que el debate no respetaba la proporcionalidad y demandando más participación de sus partidos en los medios.

JxCat presentó el pasado viernes su recurso con la voluntad de impedir el debate ya que no están representadas todas las formaciones parlamentarias, pero sí una "una formación de extrema derecha como es Vox".

Fuentes de JxCat han informado a ElPlural.com que creen que la resolución de la Junta Electoral Central "afecta a Coalición Canaria, a nosotros y a todos los partidos con representación que no están en el debate".

Desde el PNV, también han informado a este periódico de que, en efecto, han presentado un recurso a la JEC y que también lo hicieron en 2015, cuando el debate de Atresmedia de las elecciones generales acogió a dos fuerzas extraparlamentarias: Podemos y Ciudadanos 

Coalición Canaria, por su parte, han asegurado a ElPlural.com que al presentar el recurso de este año no buscaban prohibir la participación de Vox en el debate o perjudicar a ningún partido. Su fin era conseguir un trato más igualitario en los medios. "Asumimos que no saldremos en el debate por cuestión de audiencia, pero sí queremos ser incluidos en los informativos" han declarado. Finalmente la JEC ha acordado una medida compensatoria para el partido canario en la que se obligará a los medios a tratar de forma más igualitaria las informaciones y la participación de partidos de poca representación.

Siendo también propulsores de otro recurso en 2015, debido al debate de Atresmedia de ese año que fue a cuatro, no respetando la proporcionalidad parlamentaria.