El presidente de les Corts Valencianes, Juan Cotino, ha hecho declaraciones a los medios de comunicación, a su llegada hoy a la Audiencia Nacional. EFE



El presidente de las Corts valencianas, Juan Cotino, no pasa por su mejor momento político y vive momentos convulsos muy alejados del perfil de hombre tranquilo, familiar y ultra-religioso que se ha cuidado de proyectar durante años. Acaba de declarar como testigo ante el juez Pablo Ruz por aparecer como receptor de 200.000 euros en la contabilidad B del PP que llevaba Bárcenas -lo cual negó ante el magistrado- y ha sido señalado por uno de sus antiguos colaboradores como la persona que "cortaba el bacalao" en la visita de Benedicto XVI a Valencia en 2006, plagada de irregularidades en los contratos. Y ahora vuelve a ser noticia en los juzgados, aunque esta vez como víctima.

Extorsionado con un vídeo el verano pasado
Un hombre estuvo chantajeando el pasado verano a Cotino con ánimo de "amedrantarle" para que le pagara tres millones de euros a cambio de no difundir unas imágenes de ambos que habían sido grabadas meses antes sin su consentimiento y cuya difusión podría "menoscabar su imagen pública". Así lo recoge una sentencia difundida por Europa Press en la que el autor de las amenazas -que fue detenido en agosto y al que se le requisó una tarjeta de memoria con imágenes- reconoce el delito y acepta una condena de cuatro meses de cárcel tras la celebración de un juicio rápido.

Misterio sobre la identidad del chantajista y las imágenes
El Mundo explica a su vez que se desconoce la identidad del condenado y que Cotino no presentó la denuncia en persona en los juzgados de Paterna, sino que mandó a alguien de su confianza, al parecer su chófer, para que la presentara en su nombre. El contenido de las imágenes tampoco ha trascendido y sigue siendo un misterio. Durante la investigación Cotino fue citado como testigo pero no acudió. El juzgado de Paterna sigue investigando en otro procedimiento "quién o quiénes han podido urdir la inicial falsedad en parte de los hechos denunciados".

"Tu vida pende de un hilo"
Pero nada más conocerse esa sentencia por coacciones, el diario Levante ha informado de que Cotino ha denunciado a la policía autonómica que custodia el Parlamento valenciano que está recibiendo graves amenazas. Concretamente de una organización que se haría llamar 'World Revolution' y que a través del correo ordinario -con matasellos de correos de Madrid-, con un texto escrito a máquina, lanzaba esta amenaza: "Si en una semana no te entregas a la policía o al juez (...) te asesinamos a ti y a toda tu familia y quemamos tu casa hasta reducirla a cenizas". La misiva también haría menciones a la pertenencia de Cotino al Opus Dei y a su participación en el montaje de la visita a Valencia "del anterior gurú de la secta del Vaticano". Le llaman "criminal", "asesino" o "estafador" y le amenazan varias veces con matarle.