En una rueda de prensa, ayer, el técnico vasco criticó los fichajes de la COPE, especialmente a Manolo Lama y Alcalá. “Han fichado a unos tíos para ganar dinero. En lugar de buscar respeto, educación, moralidad, religiosidad, lleva a los que se ríen de un mendigo, a los que insultan, a los que llaman drogadicto a todo un equipo de fútbol y todo para ganar dinero”, afirmó Clemente.

La crítica de un periodista de Onda Cero
El entrenador mostró su malestar por los comentarios de los últimos días de los comentaristas deportivos a raíz de su respuesta, el domingo pasado, a un periodista de Onda Cero, Juan Gancedo, que le definió como un “entrenador caduco y trasnochado”. Clemente le contestó que le diría a su hijo lo "sinvergüenza" que era su padre.

Clemente se siente "crucificado"
"Estos días me ha juzgado y crucificado toda España debe de ser porque es Semana Santa y si a Jesucristo se le crucificó sin juicio cómo no a mí", afirmó Clemente, ayer, en su comparecencia ante los medios.

Carga contra Rouco
"Rouco con tal de ganar dinero ficha a unos tíos que van contra las normas de la iglesia, esto es una barbaridad" e indicó que así se lo iba a decir si algún día tenía la posibilidad de hacerlo.

El único objetivo de Rouco es "ganar dinero"
Clemente aseguró que "el cardenal Rouco está muy perdido porque lleva a la COPE a personas con el único objetivo de ganar dinero en lugar de buscar cosas más propias de la Iglesia como respeto, educación, moralidad; lleva a la emisora de la iglesia a personas que insultan o llaman drogadicto a todo un equipo de fútbol y todo por ganar dinero".

"A Rouco no le vuelvo a dar un duro porque está engañando a los católicos", dijo Clemente, quien recordó que él era "católico, creyente y contribuyente de la iglesia" y añadió: "Creo que Rouco es un jeta".

Defraudado con la Iglesia
"Mañana saldrá en titulares: Clemente se metió con la iglesia. Claro que me meto y lo hago porque en muchas cosas la iglesia me está defraudando porque yo soy católico, lo que hagan los protestantes me da igual pero no mi iglesia", agregó el técnico vasco.