El recuento provisional de votos apuntaba a una cómoda victoria del "sí" al matrimonio gay en Irlanda, donde se ha votado por referéndum este viernes y así ha sido finalmente: el sí ha obtenido un 62% de los votos frente a un 37% del no. El número de apoyos al matrimonio igualitario (1.2 millones) casi duplica a las del no. la participación ha sido de un 60,5%.

El primer ministro irlandés, el democristiano Enda Kenny, ha mostrado su agradecimiento a los miles de jóvenes emigrantes o desplazados que regresaron esta semana al país para votar el viernes en el referéndum sobre el matrimonio homosexual.

El decisivo voto joven
Los analistas sostienen que el voto joven ha contribuido sobremanera a la clara victoria de la propuesta del Gobierno de Dublín, de coalición entre conservadores y laboristas, al tiempo que elevó la participación hasta el 60,5 %, muy por encima de la registrada en anteriores plebiscitos.

Para Enda Kenny, católico practicante, esta es una "prueba irrefutable" de que el electorado irlandés, de poco más de tres millones, se ha tomado muy en serio esta campaña. El primer ministros ha reconocido que él mismo ha debido efectuar un viaje de descubrimiento personal para aceptar el matrimonio gay y recordó que en las últimas semanas más de 60.000 irlandeses se inscribieron por primera vez en el registro electoral.

Durante la jornada de votación del viernes, las redes sociales se llenaron de fotografías y vídeos colgados por usuarios que llegaban por aire, mar y tierra a Irlanda para poder votar en este referéndum, un fenómeno desconocido hasta ahora en este país.

Será reconocido por la Constitución
Cuando se confirme hoy la victoria del "sí", el matrimonio entre parejas del mismo sexo será reconocido por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que le concederá protección constitucional y le equiparará al matrimonio convencional.