Deng y Murdoch en una imagen televisiva de cuando eran matrimonio Deng y Murdoch en una imagen televisiva de cuando eran matrimonio



Hubo un momento en el que Rupert Murdoch, el magnate de News Corp, parecía hacer y deshacer a su antojo y no solo en su ámbito, el de los medios de comunicación. El dueño de, entre otras cabaceras, la Fox, The Wall Street Journal, The Times, The Sun o Sky News, tocó el cielo de la influencia política cuando sus medios conservadores sellaron una alianza con el laborista Tony Blair y le apoyaron para que accediera a la presidencia. Cuando Blair dejó el poder enfrentado con su compañero Gordon Brown, la línea editorial volvió de nuevo a ser torie.

Amigo de Blair, jefe de Aznar y con una esposa joven y leal…
Además de los negocios y de la ideología, Murdoch y Blair sellaron una relación de amistad personal. En España, este magnate antieuropeo, antisocialista y pro-guerra de Irak encontró en el expresidente José María Aznar a un excelente subalterno y lo fichó a precio de oro para que integrara en el consejo de administración de News Corp. Pero Murdoch experimentó un serio revés en su imperio británico con el escándalo del espionaje de su tabloide News of the World. Precisamente en la comisión política que investigó el asunto y en la que tuvo comparecer Murdoch alcanzó mucha notoriedad su entonces esposa Wendi Deng, que saltó como un resorte a defender a su hombre cuando le lanzaron merengue o espuma de afeitar.

… hasta su sorprendente ruptura
Ante ese tipo de imágenes sorprendió que este verano la pareja anunciara su divorcio sin dar demasiados detalles más allá de las astronómicas cifras que se manejaban en el reparto de bienes. Pero ahora aparecen informaciones que hablan de una separación nada amistosa y de traiciones sonadas en la pandilla de exmandatarios de la que Murdoch se rodeó –tanto él como Blair acudieron a la boda de la hija de Aznar en el monasterio de El Escorial-. El británico The Mail on Sunday ha publicado, citando fuentes próximas al magnate, que Blair y Wendi Deng pasaron varios fines de semana juntos en octubre de 2012 y en abril de este año en la casa familiar de California, antes de que se produjera la separación. Un amigo asegura que “Murdoch no quiere saber nada de Tony Blair nunca más".

El entorno de Blair habla de “delirios de un hombre triste”
Sin embargo, un portavoz de Blair ha negado esas “ridículas historias” y las achaca a los "delirios de un hombre triste y viejo". Este martes Blair presentará en Madrid el libro del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero 'El Dilema. 600 días de vértigo'.