La Comisión Europea (CE) ha amenazado hoy con llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea si el Ministerio de Defensa que dirige Pedro Morenés no garantiza en dos meses que se cumplen las normas europeas de transparencia y profesionalidad en los concursos públicos. La CE acusa al ministro de haber favorecido a "determinadas empresas" con la adjudicación de 190 millones de euros en contratos para el suministro de prendas e incluso de uniformes del Ejército.

La Comisión ha enviado hoy al Gobierno un dictamen motivado para corregir las irregularidades detectadas en la adjudicación del vestuario militar y que se atengan a "las normas de la Unión Europea sobre contratación pública". El dictamen motivado es el segundo paso en los procesos en los que se observan irregularidades y el paso previo para, si no se disipan las sospechas, llevar a un país ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

"Favorece a determinadas empresas"
La CE señala en su comunicado público que "al adjudicar contratos de suministro de prendas de vestir para el ejército, incluidos uniformes, por un valor estimado de 190 millones de euros, el Ministerio de Defensa favorece a determinadas empresas, proporcionándoles información clave para la preparación de sus ofertas mucho antes de que la información se publique". "Además, el Ministerio adoptó una orden administrativa interna que permite que determinados artículos, como las prendas de vestir, puedan contratarse sin necesidad de aplicar la Directiva 2004/18/CE", añade la Comisión.

Dos meses para corregir
Ahora, España tiene dos meses "para notificar a la Comisión las medidas adoptadas para corregir esta situación". "De lo contrario, la Comisión puede llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE", concluye, amenazante, el dictamen.