El exministro de Justicia y expresidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, sigue en el punto de mira de la sospechosa compra de Inassa, la empresa colombiana de gestión de agua, por parte del Canal de Isabel II, investigada en el caso Lezo. La operación se hizo en 2001, cuando él presidía la Comunidad de Madrid. El Canal pagó por ella diez veces más de su valor, a través de una offshore. En total, 83 millones por tres cuartas partes de una empresa que se había valorado en poco más de 7 millones un año antes.

La operación la cerró Pedro Calvo, el hombre que el propio Gallardón había colocado al frente del Canal de Isabel II. Arturo Canalda, el actual presidente del Tribunal de Cuentas, y entonces gerente del Canal, ejecutó la operación, a pesar de sus intentos de mantenerse al margen.  Ambos, Calvo y Canalda, habían sido facultados "expresamente" para presentar ofertas en nombre del Canal para hacerse con la empresa colombiana. El Consejo de Gobierno, presidido por Gallardón, dio el visto bueno a la compra el 21 de noviembre de 2001.

El dimitido Manuel Moix intentó frenar la investigación de la compra de Inassa. Fue uno de los escándalos que han marcado su paso por la Fiscalía Anticorrupción. La marcha de este "fiscal cómodo" para el PP, tal y como lo describió Ignacio González a Eduardo Zaplana en las grabaciones de la Lezo, no puede ser peor noticia para Gallardón.

En otra de las conversaciones telefónicas intervenidas, González dijo que la compra de Inassa "sí que fue un pelotazo". Fue después del informe que presentó Cristina Cifuentes ante la Fiscalía Anticorrupción por presuntas irregularidades en la compra de la braileña Emissao en noviembre de 2013, ya bajo el mandato de Ignacio González. Se pagaron entonces 23 millones por una empresa que apenas valía 5.

El informe "exclusivo" que mantuvo oculto

Puede que González, sabedor de que le estaban grabando, quisiera desviar la atención hacia Gallardón. En cualquier caso, era muy consciente de los "agujeros negros" de la operación colombiana. Siendo presidente del Canal de Isabel II, en junio de 2004, encargó un informe al bufete Cuatrecasas para su "exclusivo interés", según desvela Infolibre, sobre la compra de Inassa. La describe como una "operación oscura" y pone en el disparadero al equipo de Ruiz Gallardón.

González ocultó la información hasta que se fue de la lengua en una conversación con Zaplana, grabada el 11 de noviembre de 2016. En ella habla claramente de Inassa y se refiere directamente al informe de Cuatrecasas:

"Alberto [Ruiz-Gallardón] hizo una operación que no sé si estaba Alberto, pero desde luego su gente sí, que fue a comprar el grupo en América. Compraron una sociedad que no valía ni treinta millones de dólares, por cien. Con una autorización del Consejo de Gobierno para comprar una sociedad colombiana y compraron una sociedad en Panamá".

(...)

"Yo no soy como esta gilipollas [Cristina Cifuentes] que me ha sustituido, yo dije, yo me encontré a alguien muerto y dije tenemos dos opciones, o reventamos esto y es un escandalazo, o tratamos de arreglarlo. Tratamos de arreglarlo, pero yo todavía tengo un dictamen así, de Cuatrecasas, sobre toda la operación, que no te puedes imaginar".

Te puede interesar