Las instalaciones de Farmacia del polémico hospital Virgen de la Salud de Toledo, en cuyos pasillos de urgencias han muerto personas esperando a ser atendidas, cuentan desde hace unos días con cámaras de vigilancia, según han denunciado a ELPLURAL.COM trabajadores que prestan sus servicios en estas dependencias. “Ahora resulta que el gasto farmacéutico es culpa nuestra”, señala a esta redacción uno de los denunciantes, mientras que otro dice no entender esta medida, ironiznado al respecto: “esperemos que no pogan cámaras en ginecología y obstetricia”. El caso es que últimamente la sanidad semiprivada castellano-manchega, fomentada y auspiciada por el Gobierno del PP presidido por María Dolores Cospedal, se apoya en soportes videográficos para justificar lo injustificable o para conmemorar lo que “más bien dan ganas de llorar”, comenta una enfermera, en esta ocasión del hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

Un videoclip para el club de la comedia
Para llorar y para reir, porque la última ocurrencia de la nueva gerente del hospital toledano, Cristina Granados, ha sido muy comentada entre los profesionales y la sociedad capitalina en general. A Granados no se le ocurrió otra cosa que editar un video para contrarrestar el recurso presentado por el PSOE contra la privatización del nuevo hospital de Toledo, paralizado por Cospedal desde el mismo día que llegó al Gobierno castellano-manchego y ahora con prisas para su ejecución ante la llegada de las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Para ello pidió la colaboración de médicos, enfermeras, profesional no sanitarios y pacientes. Sin embargo, el 95 por ciento de las personas que trabajan en este centro se negaron a participar en esa pantomima, más propia del club de la comedia que de un centro sanitario serio. Al final tuvo que ser la propia gerente y cuatro “voluntarios” los que se prestaron a protagonizar lo que ya se ha convertido en el corto menos creíble de la historia videográfica de España.



¡Pues claro que todos quieren un nuevo hospital!
El video ha conseguido el efecto contrario, ya que todos los toledanos son conscientes de la manipulación del PP que intenta culpar al PSOE de impedir que se construya el tan necesitado hospital, puesto que no solo los socialistas quieren evitar a través de recursos su oposición a que el complejo caiga en manos privadas, también los profesionales sanitarios, los siete sindicatos con representación, todos los partidos políticos, colectivos sociales, Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública...se oponen al modelo público-privado que quiere imponer Cospedal en este centro sanitario, cuyas bases de adjudicación van claramente dirigidas a beneficiar a un determinado grupo constructor en detrimento de la calidad asistencia del resto de los ciudadanos.

Otro video para celebrar el XX aniversario
Y como a los responsables del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha les ha gustado eso del video y de aparecer en imagenes para inmortalizar, suponemos, su cuestionada gestión, ahora se llevan las cámaras al hospital “Mancha Centro” de Alcánzar de San Juan, edificio que cumple 20 años y que no es ni la sombra de lo que fue, a pesar de que todavía consigue premios por la labor realizada de sus profesionales antes de la llegada de Cospedal. Así las cosas, el cineasta manchego Hugo de la Riva ha iniciado esta semana el rodaje del vídeo conmemorativo de la citada onomástica, pero, eso sí, la Consejería de Sanidad se ha apresurado a señalar que los gastos que genera este nuevo video serán sufragados en su totalidad por “entidades colaboradoras de la comarca y de la región”. ¿Quire decir esto que las empresas que se benefician de la externalización de servicios o son receptoras de la privatización de distintas áreas subvencionaran el montaje videográfico?



Madrid pide a Cospedal el dinero adelantado
Pero mientras que el Gobierno de Cospedal se gasta el dinero en encargar encuestas que nadie ha visto para destacar el grado de aceptación de la sanidad, editar videos de baja calidad y destinar partidas a menesteres que dejan mucho que desear, su homólgo de Madrid, Ignacio González, se niega a atender a pacientes castellano-manchegos hasta tanto en cuanto Cospedal no pague la factura de esa prestación, cuando con Bono, Barreda, Gallarón y Aguirre la colaboración era absoluta. "Hay 600.000 madrileños que no se contemplan a efectos de la financiación sanitaria”, dice González, para seguidamente sentenciar: “no nos dan dinero para atender ciudadanos de otras regiones de España, que sus comunidades sí lo reciben (en alusión a Castilla-La Mancha); lo lógico es que cuando quieran desplazarse para ser atendidos, esas comunidades nos compensen económicamente la atención para poder atenderles". Hasta que llega ese momento, la Sanidad toledana aspira a Bollywood y hacerse con un merecido “Óscar de la International Indian Films Academy” al video más cutre. Y en eso están.

Urgencias. Foto tomada el 29-07-2014