El pasado viernes Pablo Ruz (como siempre, para entender mejor los escritos del juez, conviene recordar la moderación y precaución con la que está llevando toda la instrucción) realizó un gesto inhabitual en él y que podría leerse como que 'levantó la ceja' y emplazó a la tesorera del PP para que "en el plazo de CINCO días aporte al Juzgado la contabilidad (libros del mayor y diario) referida a la sede del Partido Popular en Pontevedra de los ejercicios 2009 y 2010".

160.000 euros 'desaparecidos'
Explicamos. El juez, que está mirando con mucha atención algunas partidas que vendrían a demostrar ilegalidades en las cuentas del PP no sólo en la sede nacional, sino también en otras sedes locales (La Rioja, Toledo... Pontevedra) por las consecuencias jurídicas que tendría el hecho, pidió en su momento a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) un informe sobre un embargo de 160.000 euros por una deuda del Partido Popular de Pontevedra.



En ELPLURAL.COM les informamos de esta 'extraña historia'. Cuando el pasado 15 de julio Bárcenas declaró ante Ruz, le dijo al juez que había entregado diversas cantidades de dinero a Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal. Y como ejemplo de dónde salía ese dinero puso, como si fuera al azar, un ejemplo muy dañino para Rajoy: el de cómo se había cerrado el asunto de una deuda de 160.000 euros del PP de Pontevedra que había acabado pagándose por el PP Nacional.

La transcripción de lo que dijo el extesorero del PP a este respecto pueden leerla completa pinchando aquí, pero el resultado fue que toda la operación, según Bárcenas, concluyó en que a él le 'pagaron' con 50.000 euros en billetes de 500, los famosos Bin Laden, que él dividió en dos sobres y entregó, uno a Cospedal, otro a Rajoy.

El juez da CINCO días al PP para contestar
Para aclarar tan extraña historia el magistrado pidió a la IGAE que investigara y realizara un informe. Lo mismo que hizo sobre el asunto de los dineros, no aclarados, utilizados en la compra de la sede del PP en La Rioja. Pero, para gran enfado de Ruz, los funcionarios de la IGAE han venido a decirle que mientras sí han podido concluir el estudio sobre lo sucedido en La Rioja -la conclusión es que se pudo utilizar dinero negro para financiar la adquisición- no podía realizar ese informe como era debido sobre el dinero de Pontevedra porque el PP, directamente, no les daba los datos suficientes.

La reacción de Ruz ha sido, como decimos, emplazar a la tesorera del PP nacional, Carmen Navarro, para que esta misma semana le entregue los datos "al objeto de que por los funcionarios del Auxilio Judicial de la IGAE pueda ser completado el informe de fecha 20.1.2014 en los términos que fueron acordados por el Juzgado". El tono recuerda al de algunas notas del mismo Ruz que concluyeron, ante la falta de cooperación, en la expedición de la orden a la policía judicial para que registrara la sede de Génova.

Los ojos del juez, en 'el nido' de Rajoy
¿Por qué podría estar el PP resistiéndose a aclarar este asunto? Quizás porque el lugar al que Bárcenas atrajo la atención del juez Ruz es hacia la sede 'popular' en Pontevedra. No cualquier sitio, sino el 'nido' del que surgió Mariano Rajoy, que ocupó todos los cargos imaginables en esa provincia, primero como militante de Alianza Popular y después del Partido Popular, incluido el cargo del Presidente del partido. Quizás porque, insistimos, según el extesorero popular, este asunto acabó en que Bárcenas llenó dos sobres, cada uno con 25.000 euros en billetes de 500, que entregó a Cospedal, y a Rajoy.