Miguel Ángel Rodríguez, secretario de Comunicación durante la época de Aznar, ha tildado este miércoles de “caradura” a Manuela Carmena, en Espejo Público, donde se comentaba la presencia de la alcaldesa en el distrito de Tetuán, tras el desalojo de varias familias por el mal estado de un edificio. Exaltado, Rodríguez afirmó que “sólo faltaba que no acudiera al derrumbe”. Seguramente, muchos habrán recordado la misma vehemencia con la que en 2012 salió en defensa de la entonces alcaldesa Ana Botella cuando se le criticó su huida a un spa en Portugal durante la tragedia del Madrid Arena.

"La caradura de la alcaldesa tiene narices"
“La caradura es inmensa. Nos han intentado convencer desde el Ayuntamiento de Madrid que una casa de lujo es un piso patera, ¿pero qué tontería es ésta de dividir el gasto entre los que han estado?, ha reprochado Rodríguez a Carmena.

“Usted se ha ido a un chalet que cuesta 4.000 euros a la semana y eso es una caradura para su electorado, porque usted ha llegado ahí arriba diciendo que los que hacían eso eran la casta y que había que echarlos. La caradura de la alcaldesa tiene narices”, ha añadido un exaltado Miguel Ángel Rodríguez, que ha defendido que la alcaldesa “no tenía derecho a irse de vacaciones porque lleva muy pocos meses en el cargo”.

Rodríguez criticó que Carmena anunciara en su Twitter que ya estaba trabajando. “Usted no está trabajando, usted se ha hecho una fotografía. No tenga tanta cara dura. ¡Sólo faltaba que no hubiera acudido al derrumbe!”, ha dicho el periodista. (Puede verlo en este vídeo, a partir del minuto 6:00)

¿Por qué no criticó a Ana Botella?
Muy distinta fue la reacción de Miguel Ángel Rodríguez en 2012 cuando la alcaldesa cuestionada era Ana Botella, por irse de viaje a Portugal en medio de la tragedia del Madrid Arena, que se cobró la vida de cinco jóvenes.

El mismo día que murió la cuarta joven y cuando otra aún permanecía en estado crítico, Ana Botella se marchó al exclusivo hotel Spa&Golf Penha Longa, al sur de Lisboa, junto a su familia. Según desveló El Mundo, viajó un jueves, el mismo día de la tragedia y, como se iban empeorando los datos conocidos, volvió para dar una rueda de prensa el viernes. Después de transmitir su pésame a los familiares de las víctimas, el sábado la entonces alcaldesa volvía a marcharse a Lisboa, sin depurar responsabilidades políticas entre los miembros de su equipo.

MAR se enzarzó con Pedro J. por Botella
Su actitud fue duramente criticada por la oposición y los medios de comunicación, pero hubo una persona que le defendió a capa y espada: Miguel Ángel Rodríguez. El exportavoz de Aznar se enzarzó incluso con el entonces director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, por las críticas del diario a Botella.

"Yo sé en qué lujoso hotel estuvo en París@pedroj_ramirez cuando "LLORABA" las desgracias de Madrid... Y digo: ¡cinismo por pasta!", escribió MAR, en su cuenta de Twitter.

Sirvió de asesor a Botella para tapar su vergüenza
Su defensa no terminó aquí. Según desveló ELPLURAL.COM, MAR asesoró a la alcaldesa en medio de aquella crisis. El primer consejo que le dio fue que saliera sola en la rueda de prensa en la que tuvo que explicar sus viajes a Lisboa y anunciar la apertura de la Comisión de Investigación del Ayuntamiento. Además, ideó llamar a diferentes tertulianos para explicarles uno a uno ‘la actuación de la alcaldesa’ con el objetivo de que pudieran defenderle en los medios de comunicación.