El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha emprendido profundos cambios en los grupos parlamentarios del Congreso, Senado y la Euro cámara. Estos movimientos afectan incluso a la que fue cabeza de lista para las pasadas elecciones europeas, Elena Valenciano.

Cambios en el Parlamento Europeo
Tras la presentación, por parte de Pedro Sánchez, de la nueva Comisión Ejecutiva, del Congreso socialista, a finales de julio, todo señalaba que Elena Valenciano no continuaría encabezando el grupo socialista en la Eurocámara. Pero con la designación de la eurodiputada, Iratxe García, número cinco en la lista, secretaria de la Unión Europea de la nueva Ejecutiva, hacía que la dirección federal tuviera una representación añadida.

Valenciano en la Subcomisión de Derechos Humanos
Los cambios en la delegación socialista en Bruselas afectarían a Elena Valenciano, quien seguirá en el Parlamento Europeo, como presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos, pero dejará de ser portavoz.

En cuanto al Congreso de los Diputados, los movimientos emprendidos por Sánchez provocarán la cesión del cargo de portavoz por parte de Soraya Rodríguez a Antonio Hernando, quien fue  secretario de Relaciones Institucionales, Políticas y Autonómicas con Rubalcaba.

Movimientos en el Senado
Por otra parte, los cambios también afectarán a la Cámara alta, donde el ex presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, cederá su puesto a una mujer como portavoz, cuyo nombre aún no ha trascendido. Estas modificaciones se aprobarán en la Ejecutiva del día 8 y ratificados en el Congreso Federal que se celebrará el 13 de septiembre. Además también se debatirá el calendario de las elecciones primarias para elegir a los candidatos que concurrirán a los comicios municipales y autonómicos en el próximo año.

Regeneración democrática
La nueva Ejecutiva socialista se reunirá hoy para delimitar las líneas de trabajo de este curso político. Entre las propuestas de los socialistas se encuentran: “elaborar la mejor propuesta de democracia radical y regeneración de la vida pública”. También se va a elaborar un “código ético” de “obligado cumplimiento” para todos los cargos de la organización.

Finalmente,  se trabajará, según han explicado  en favor de la “transparencia total” con la publicación de las declaraciones de bienes interés y rentas de los miembros de la Ejecutiva, los directivos de los grupos parlamentarios (Congreso, Senado y Euro cámara) y de la gerencia del PSOE.