Guillermo Fernández Vara desmiente que amenazara a Sánchez con dimitir


Este viernes, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara llamó al presidente del Gobierno y le dijo: “Hasta aquí hemos llegado, Pedro”. Según ha podido saber en exclusiva Elplural.com, Vara comunicó a Sánchez que o daba marcha atrás y revocaba el nombramiento de Belén Fernández como delegada del Gobierno en su comunidad autonómica o dimitía.

“Bastante insulto para nosotros ya ha sido el nombramiento de Iván Redondo y Francisco Gómez como para tener que aguantar este nuevo nombramiento”, le dijo Vara al presidente del Gobierno.

Belén Fernández fue uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez en Extremadura en el proceso de primarias. El problema estriba en que Fernández no se limitó a apoyar al líder madrileño, sino que cuestionó activamente el liderazgo del presidente extremeño en la región. De hecho, está considerada la principal adversaria de Fernández Vara.

La llamada a Sánchez
El equipo de Sánchez filtró a la prensa que Fernández sería nombrada delegada del Gobierno en Extremadura a las 14:42 horas, tal y como recoge 'OK Diario'. Fue entonces cuando -tal y como ha podido saber este periódico-, el presidente extremeño se puso en contacto con Moncloa y advirtió que si no se daba marcha atrás, esa misma tarde dimitiría.

A las 15:30 horas Sánchez reculaba y nombraba a Yolanda García Seco, actual directora general de la Política Agraria Comunitaria de la Junta de Extremadura, nueva delegada de Gobierno.

Sánchez evitaba así una dimisión que hubiera dinamitado el PSOE puesto que a Guillermo Fernández Vara le hubieran seguido otros barones como Susana Díaz que también están muy descontentos con los nombramientos que el presidente del Gobierno está efectuando una vea ha llegado a Moncloa. Por ejemplo, en Andalucía el nuevo delegado de Gobierno es Alfonso Rodríguez Gómez, el principal rival interno de la presidenta andaluza.

Sánchez entendió que una cascada de dimisiones pondría fin a su gobierno puesto que la oposición aprovecharía la crisis interna del PSOE para desalojarlo de Moncloa.

Crisis en el PSOE
Aunque Sánchez ha frenado esta crisis, los ánimos en el Partido Socialista siguen más que caldeados.

El nombramiento de Iván Redondo como Secretario de Estado pese a su militancia política en el Partido Popular -pasando así de asesorar al extremeño José Antonio Monago  o el catalán Xavier García Albiol a Pedro Sánchez-, provocó un disgusto enorme en el PSOE.

Sin embargo, el verdadero incendio se originó a mediados de semana cuando Elplural.com desveló que Sánchez también quería contratar al ‘delfín’ de Redondo, Francisco Gómez. Se trata de una persona ultraconservadora que en el pasado llegó a calificar a Zapatero como un “gilipollas”, descalificó al PSOE e insultó a los principales dirigentes del partido.



El nuevo asesor de Pedro Sánchez llamó 'gilipollas' a Zapatero


 

El tuit machista del asesor de Pedro Sánchez que insultó al PSOE


Los tuits contra Pedro Sánchez de su nuevo asesor