La semana pasada corrió como la pólvora una fotografía de un grupo de 23 miembros de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS), los antidisturbios de la Guardia Civil, con una bandera de España y frente a una estatua de Francisco Franco en el puerto de Melilla.

Para que imágenes como ésta no se vuelvan a repetir, así como para no olvidar la negra etapa de la historia española de la dictadura de Franco, la Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) de la ciudad autónoma se ha ofrecido a organizar conferencias o jornadas con las que explicar a los agentes más jóvenes qué supuso la figura “del dictador Franco”.

“Vergüenza”
Desde el sindicato Unión de Guardias Civiles se han posicionado “radicalmente en contra de cualquier gesto” que relacione al Cuerpo con la figura de Franco y reconocen que el agente que lo haga “merece ser tildado de poco demócrata”. También piden que la Guardia Civil y todos los que lo forman deban regirse por un comportamiento “democrático y acorde con los tiempo en los que estamos ahora”.

Carta al director general
La APHD, por su parte, ha enviado una carta al director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, en la que recoge que “la foto ha causado escándalo a nivel nacional, pues no se comprende que unos funcionarios de un Estado constitucional y democrático puedan fotografiarse, vestidos de uniforme y con la bandera constitucional, junto a este personaje”.

Ante este hecho, la organización reconoce que puede “que unos jóvenes españoles desconozcan lo que ocurrió en un tiempo en el que España se hundió durante decenios en un Estado que persiguió por motivos políticos, sindicales, que discriminó por razón de sexo, confesión religiosa, etnia, origen social, etc., llegando por estos motivos a las desapariciones forzadas, torturas y asesinatos”.

Formación ante el olvido
Para acabar con la polémica, y buscando que los miembros de seguridad del Estado conozcan bien la historia de su país, la APDH se pone a disposición de Instituto Armado para organizar talleres, conferencias, mesas redondas o jornadas, “con la participación de especialistas y víctimas del franquismo, a fin de que los funcionarios de éste, especialmente los jóvenes, conozcan objetivamente esta parte cercana de nuestra Historia”. Este ofrecimiento “sería altruista”.