La Operación Púnica en la Comunidad de Madrid se ha cobrado la cabeza de importantes figuras del Partido Popular, entre ellos quien fuera el número dos de Aguirre en la formación, Francisco Granados, hasta las últimas víctimas, dos altos cargos del Gobierno autonómico, la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Lucía Figar, y el consejero de Presidencia y portavoz de Ignacio González, Salvador Victoria, que dimitieron a principios de junio.

Figar y sus contratos a De Pedro
En marzo pasado, Lucía Figar anunció que dejaba la política tras las elecciones del 24 de mayo. El anunció llegó después de conocerse que la larga sombra de la operación Púnica había llegado a su Departamento, por cuatro contratos adjudicados a uno de los cabecillas de esta trama, el empresario Alejandro de Pedro, por un monto total de 81.084,88 euros.

La Consejería de Educación, Juventud y Deportes habría pagado tres facturas a la empresa Madiva, entre 2012 y 2014, para que mejorara la visibilidad en Internet de las noticias protagonizadas por la propia Figar, que, además, contrató a De Pedro para la creación de la web ‘Studyinmadrid.es’ para difundir en el extranjero estudios universitarios en la Comunidad de Madrid. La factura era de 2014, a nombre de Eico Online Reputation Management, por un importe de 21.777,58 euros. Con ésta, el monto total adjudicado al empresario elevaba la cifra a 81.084,88 euros.

A pesar de las sospechas sobre ella, trascendió que Lucía Figar era una firme candidata de Mariano Rajoy para sustituir a José Ignacio Wert al frente del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Victoria y la trama de comisiones
El consejero de Presidencia y mano derecha de Ignacio González, Salvador Victoria fue imputado también en el marco de la operación Púnica. Los investigadores le sitúan en el centro de la trama de cobro de comisiones a cambio de contratos en la Comunidad de Madrid. Victoria habría forzado a la empresa tecnológica Indra, una de las principales adjudicatarias de la Comunidad de Madrid, a pagar una factura a una firma que se dedicaba a mejorar la imagen del presidente madrileño. Grabaciones telefónicas, mensajes y declaraciones de imputados en la operación Púnica coinciden en señalar al consejero de Presidencia y Justicia.

Dimitieron para despejar el camino a Cifuentes
Victoria habría instado a reclamar a Indra que saldara una deuda de 10.000 euros de la Comunidad de Madrid con la empresa Eico Online Reputation Management, S.L., administrada por el empresario Alejandro de Pedro Llorca, uno de los 35 detenidos en la operación Púnica, que quedó en libertad la pasada Navidad tras pagar una fianza de 50.000 euros.

Tanto Lucía Figar como Victoria anunciaron sus dimisiones el 4 de junio tras ser imputados en la Operación Púnica, para facilitar l investidura de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid, en medio de las negociaciones con Ciudadanos.

El incendio en Brunete y la detención del alcalde de Moraleja de Enmedio
La operación Púnica ha sido una pesada losa para Cifuentes, y aún no terminan de salir turbios detalles. El pasado sábado, el salón de plenos del municipio madrileño de Brunete ardió en un sospechoso incendio. Este mismo miércoles, ha sido detenido el alcalde de Moraleja de Enmedio, Carlos Estrada, en el marco de esta operación, por los contratos que firmó con la empresa Cofelyen.