Felipe González presentaba su libro, 'En busca de respuestas', y una de las primeras afirmaciones que hizo fue la del reconocimiento de una crisis de liderazgo político no sólo en España, sino mundial. No hacía falta animar a los periodistas presentes, pero con esa idea en el aire aún estimuló más la dirección de las cuestiones que le cayeron tan pronto se abrió el turno de preguntas.

"Me preocupa que el 87% de la población rechace a Rajoy, que es Presidente del Gobierno"
Y González no se escondió ¿Es Rubalcaba el líder idóneo para dirigir el PSOE a pesar de lo que muestran las encuestas del CIS? Le preguntaron. "Rubalcaba es posiblemente la mejor cabeza política de España", comenzó diciendo, pero continuó "tiene un problema de liderazgo evidente, porque lo demuestran las encuestas".

Felipe González ha destacado que "lo que más me preocupa de la encuesta del CIS es el 87% de rechazo que tiene Rajoy". Foto EFE Felipe González ha destacado que "lo que más me preocupa de la encuesta del CIS es el 87% de rechazo que tiene Rajoy". Foto EFE



Claro, que a continuación echó mano de la ironía para ir más allá y expandir el paisaje de los que tienen problema de liderazgo: "¿Rajoy tiene una crisis de liderazgo?-continuó preguntándose a sí mismo, y se respondió: Rajoy no tiene crisis de liderazgo, porque nunca hubo liderazgo en Rajoy". Lo que provocó de inmediato risas. Al finalizar la presentación, ya en los pasillos, volvió a preguntársele por los dos líderes a partir del rechazo que en el CIS tenían. "Lo que más me preocupa de esa falta de imagen -dijo González según se iba- es que Rajoy tenga un rechazo del 87% de la población.., porque Rajoy es el Presidente del Gobierno".

Pero González, que ha explicado que él pensó "hacia 1991 o 1992 si era ya parte de la solución o parte del problema", concluyó el asunto afirmando que "si hay alguien que está en esa tesis de pensar (si es una rémora para su partido) es Rubalcaba".

Las primarias no pueden ser una segunda vuelta de los Congresos
Sobre las primarias también se ha preguntado al expresidente. Con insistencia. Ha explicado que para él "las elecciones ya son eso, unas primarias", pero ha dado a entender que no tenía nada en contra del sistema. Aunque, ha dicho, "debieran implantarse en todos los partidos", porque si no, como está sucediendo en el caso del PSOE, otros grupos políticos y medios de comunicación las utilizan para presentarlas como un problema de lucha por el liderazgo en ese partido.

Sobre la conveniencia de establecer en la Conferencia política que celebrará el PSOE este fin de semana el calendario para la celebración de esas primarias, González ha dicho que le parecía un "asunto insulso", y ha recordado que su partido regulará ese proceso en el Comité Federal que debe celebrar a más tardar en enero. "Ahora lo que toca es debatir ideas programáticas, lo que tiene interés", y ha concluido que "no quiere caer" en el pecado de quienes cuando se discute de programa dicen que falta un líder, y cuando se tiene un líder lo que dicen es que falta programa.

Sobre el hecho de que las primarias afecten también a la elección no sólo del candidato a cabeza de cartel, sino también al de secretario general, ha recordado que "antes se daba por hecho que quien era elegido para dirigir el partido era también el candidato", pero "no me preocupa". Más crítico se ha mostrado con que se pretenda convertir las primarias "en una segunda vuelta de los Congresos". Ese, ha dicho, sí es un asunto que le preocupa, "porque si se hace un Congreso y no lo ganas, no puedes pedir al día siguiente que se abra un proceso de primarias, para ver si ganas en esas primarias lo que has perdido en el Congreso".

"Estoy disponible para ayudar, pero me prometí no volver"
En cuanto a los candidatos 'que suenan', González se ha mostrado diplomático primero, "la gente sobre la que oigo hablar me parece razonable", y contundente después cuando le han preguntado sobre su posible regreso: "Estoy disponible para ayudar en lo que pueda a quién me lo pida, incluido el Presidente de mi país (pero) me comprometí a mí mismo hace 17 años con no volver a tener una responsabilidad institucional nunca más".

Sobre otros temas de actualidad González tampoco se ha escondido. Ha advertido, por ejemplo, que respeta a quienes lo proponen pero "creo que sería un error para el PSOE y para el PSC" resucitar una rama catalana del PSOE.