Era el primer discurso navideño de Felipe VI, y sin duda eso le ayudó. Aunque la gran incógnita, si hablaría de su hermana Infanta, ya se había destripado en los medios de comunicación a lo largo de la tarde, imaginamos que filtrado convenientemente desde Zarzuela para que irritara menos, la novedad, algo intrínseco con el mundo televisivo, llevó a que 8.2 millones de españoles, sumando todas las cadenas que lo dieron, se sentaran para escuchar en algún momento la sentida, para algunos incluso sobreactuada, intervención del monarca.

Su padre, el abdicado Juan Carlos, en 2013 había dejado el listón muy bajo. Entonces aún no se sabía, lógicamente que aquel iba a ser su última intervención navideña, y se quedó en 'sólo' 6,5 millones de espectadores. El peor dato de audiencia en 15 años. O lo que es lo mismo, casi desde que se inició la medición de las audiencias.

Felipe VI durante un momento de su intervención navideña. Foto EFE Felipe VI durante un momento de su intervención navideña. Foto EFE



Las audiencias bajaban continuamente en el último lustro
La intervención de Felipe, habrá que ver si se mantiene una vez perdido el 'factor novedad', rompió lo que era un continuo goteo de desinterés de los españoles por escuchar al monarca. Y es que desde que se produjo en 2010 el 'apagón analógico', y se multiplicaron el número de cadenas con la TDT, la audiencia del Rey no había hecho sino descender.

Así, se pasó de una audiencia de 7,9 millones de espectadores (el 72% de la cuota) en 2009, a 7,12 millones (el 65,6% de la cuota) en 2010, 7,16 millones de espectadores (el 64,2% de la cuota) en 2011 y 6,9 millones (64,4% de la cuota) en 2012.

La 1, la cadena preferida para seguir al rey
En cuanto a dónde se siguió el mensaje, también se ha vuelto a la tradición: La 1 fue la cadena más elegida por los espectadores: 2,5 millones de televidentes vieron al rey por la pública, lo que le dio un 22,9% de cuota de pantalla. La siguió Antena 3, con 1,8 millones de personas y 16,1% de cuota, y Telecinco, con 1,4 millones y 12,8%.

El discurso, según el medidor, Barlovento Comunicaciones, obtuvo las mejores cuotas de pantalla entre las mujeres y los mayores de 45 años, así como en las Comunidades Autónomas de Valencia, Castilla La Mancha, Aragón, Asturias, Castilla y León Madrid, el ámbito 'Resto', Baleares y Murcia.