Toda la oposición en el Senado se a hartado del "atropello" que hace Mariano Rajoy a la Cámara Baja y los senadores lo han escenificado poniéndose de pié al comienzo de la sesión para recordar que desde el día 23 de junio el presidente del Gobierno no aparece por allí. Durante la última sesión de control al Gobierno en el Senado no han estado presentes ni Rajoy ni la vicepresidenta Saez de Santamaría, por lo que varias preguntas de otros grupos han quedado sin respuesta. Josep Lluis Cleries, de CiU, se muestra harto de la "incapacidad democrática" del Ejecutivo, que "cuando se le acaba la democracia usa los tribunales, incluso imputando a un presidente de la Generalitat".

Los portavoces del PSOE, CiU, PNV y Entesa habían consensuado plantear la misma pregunta sobre las comparecencias de Rajoy, la cual de momento no tendrá respuesta: "¿Considera el Gobierno que la ausencia del presidente del Gobierno de la sesión de control en el Senado desde el 23 de junio es un signo de transparencia y calidad democrática?"

 

Pidiendo explicaciones

Tras la sesión, todos los grupos de la oposición han pedido al presidente de la cámara, Pío García-Escudero, una solución para que las preguntas se puedan responder. El presidente ha explicado que en las últimas horas había hablado en dos ocasiones con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, para transmitirle el malestar que había entre los grupos de la oposición. Ayllón, según García-Escudero, se ha comprometido a buscar una solución lo antes posible y hacerles partícipe de ello, a fin de cumplir con el reglamento de la Cámara.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, José Manuel Barreiro, ha negado "la mayor" y sostiene que el Gobierno "ha cumplido escrupulosamente el reglamento" durante toda la legislatura, en particular Rajoy, con "respuesta, presencia y transparencia".