Osama Abdul Mohsen, el padre que corría con su hijo en brazos cuando la reportera húngara Petra Laszlo le puso una zancadilla que le hizo caer al suelo, ha sido fichado para entrenar en Getafe.

Según adelantó el diario As, el director de la escuela nacional de entrenadores de fúbol (CENAFE), Miguel Ángel Galán, viajó a Múnich, donde se encuentra el refugiado junto a su familia con el ofrecimiento de un contrato, que el ciudadano sirio ya ha aceptado. Las fuentes consultadas por ELPLURAL.COM han desmentido que Galán viajara y han precisado que quienes se han trasladado a Múnich son dos alumnos de la escuela, uno de ellos un marroquí, que se brindó voluntario para facilitar la comunicación, por motivo del idioma. Osama viajó a Madrid con dos hijos, el pequeño que llevaba en brazos cuando Petra Laszlo le hizo caer y otro de 18 años.

Desde Múnich
Osama consiguió llegar a Múnich, donde reside su otro hijo, de 18 años, y donde tenía la esperanza de unir a su familia. Este objetivo será posible ahora, pero en Madrid, con el nuevo contrato. La escuela de entrenadores contactó con él a través de periodistas. Según la información de As, Osama tomará un tren hacia París y de ahí a Barcelona, para continuar viaje hacia Madrid, y lo hará en compañía de sus dos acompañantes.

Fue entrenador del club más importante de Siria
Osama Abdul Mohsen fue durante varias temporadas el entrenador del Al-Fotuwa, un club importante de Siria, pero la guerra en Siria le obligó a emigrar a Europa junto a su familia. En ese peregrinaje llegó a Hungría, donde se le pudo ver en un vídeo, que dio la vuelta al mundo, mientras corría para huir de la policía con un hijo en brazos hasta que la reportera Petra Laszlo se cruzó en su vida con aquella zancadilla que le provocó caer al suelo y le hizo tristemente famoso.

En su cuenta de Twitter, el joven marroquí que viajó a Múnich, ha retuiteado un mensaje del director de la escuela, Miguel Ángel Galán, en el que confirma el viaje.