El ministro de Justicia, Rafael Catalá, hoy, ante el pleno del Congreso de los Diputados. EFE



El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha salido en defensa del polémico Toro de la Vega, que se desarrolla en la localidad vallisoletana de Tordesillas, al afirmar que esta fiesta forma parte de las tradiciones "históricas y culturales", y ha recordado que "aquello que no está prohibido en una sociedad democrática y de derecho está dentro de la libertad de los ciudadano".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Catalá ha abogado por buscar el "punto de equilibrio y la convivencia más razonable" entre las diferentes posturas desde el respeto a la convivencia, y ha insistido en que se trata de tradiciones "históricas y culturales".

Preguntado por el anuncio del PSOE de que aprobará una ley contra el maltrato animal cuando llegue al Gobierno, Rafael Catalá ha recordado que ya existen normas para impedir el maltrato y que, de hecho, se han reforzado este tipo de delitos en la última reforma del Código Penal.

El PSOE pondrá en marcha una ley contr el maltrato animal
El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha anunciado que el de hoy será el último torneo del Toro de la Vega, porque los socialistas al ganar las próximas elecciones generales pondrán en marcha una Ley contra el Maltrato Animal que impedirá este tipo de prácticas. El torneo se ha desarrollado esta mañana entre un fuerte enfrentamiento entre partidarios de la fiesta y defensores de los animales.

En declaraciones a los medios, también en los pasillos del Congreso,  Hernando ha explicado que esa ley deberá determinar qué se considera maltrato animal, a la vez que ha asegurado que "lo que sí se considerará maltrato es lo que hoy se ha producido en Tordesillas".

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, durante las declaraciones que ha realizado hoy en los pasillo de la Cámara. EFE



La polémica postura del alcalde socialista
Preguntado por qué no han presionado más al alcalde socialista de Tordesillas, Hernando ha precisado que "el alcalde ha sido elegido por los ciudadanos" y éste ya sabe cuál es la posición de la dirección del PSOE, que además ha manifestado "reiteradamente" que no está de acuerdo con la posición del alcalde. Sobre si se le va a sancionar, ha insistido en que el edil ha sido "elegido por los ciudadanos" y estos deben ser los que decidan "lo que su alcalde tiene que hacer".

"El año que viene el alcalde tendrá que cumplir la ley porque impedirá que se lancee un toro. La vamos a sacar porque estamos convencidos de que vamos a ganar las elecciones", ha dicho Hernando. La semana pasada el líder de los socialistas se mostró avergonzado por este festejo y dijo que el alcalde tomaba esa decisión como primer edil y no como miembro del PSOE.