Desde Génova, 13 ‘sorprendían’ a última hora de este viernes publicando un “comunicado del Partido Popular” http://www.pp.es/actualidad-noticia/comunicado-partido-popular-6 en el que después de arrancar insistiendo en su victoria de las elecciones del pasado 24 de mayo, se hace el que es quizás uno de los ataques más duros contra el PSOE en años. Y esto porque se va a ver desplazado en casi todos los grandes ayuntamientos por los pactos de la izquierda, de los que responsabiliza al “comportamiento sectario y excluyente del PSOE”.

"Práctica legal..., pero mezquina"
La nota es un nuevo canto a la que se convirtió en obsesión del PP a partir de que las encuestas comenzaron a mostrar que su desplazamiento de los gobiernos Ayuntamientos y Comunidades Autónomas podía suceder: la sacralización de ‘la lista más votada’. Y así, comienzan en Génova diciendo que el PSOE con los pactos “no sólo no están respetando el principio democrático de respeto a la lista más votada”, sino que “se han lanzado a una carrera desenfrenada de acuerdos con partidos radicales y extremistas sin más objetivo que impedir el gobierno de los candidatos del Partido Popular”.


Reconocen más adelante en la nota que “esta práctica puede ser legal”, pero la califican a continuación de “mezquina y cortoplacista”. Resultado, según ellos de una deriva del PSOE anterior, que de repente añoran, “hace tiempo fue la formación política alternativa al Partido Popular”, dicen, ante el PSOE de hoy, que según Génova, “se presenta ante los ciudadanos como una triste sombra de sí mismo: dispuesto a ceder el gobierno a cualquier grupo radical, extremista, populista o independentista”, siempre, en una reiteración tan insistente que linda con la paranoia, no con la intención de hacerse con los gobiernos de los ayuntamientos para llevar a cabo sus política, sino “con el único fin de impedir el gobierno de la lista más votada si ésta es del PP”.

Ejemplos de alcaldes xenófobos
Y citan ejemplos. Entre ellos el de Badalona, donde “el sectarismo va a dar la alcaldía a grupos independentistas… frente a la candidatura del PP”, pero que olvidan decir, con sus políticas de ultraderecha y racistas ha dividido la ciudad. O, “aún más indigno”, en Vitoria, donde “los socialistas han decidido sumar sus cuatro concejales a los de Bildu y el PNV”, y expulsar al ‘popular’ Javier Maroto, otro alcalde que se ha distinguido por sus declaraciones xenófobas.


“Con esta decisión, el secretario general socialista, Pedro Sánchez –concluye la nota- se desautoriza a sí mismo como líder de un partido nacional. Hace semanas dijo que no pactaría ni con PP ni con Bildu (…) hoy vemos que sus hechos han resultado aún peores: ha preferido pactar con Bildu si es para excluir al Partido Popular”.