El Gobierno tiene pensado seguir metiendo la mano en la hucha de las pensiones(y van siete veces) y cumplir el pronóstico de que, de seguir a este ritmo, en tres o cuatro años, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social será historia. Cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa el fondo tenía 67.000 millones y hoy queda menos de la mitad.  Y, sin embargo, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha avisado hoy de que volverán a echar mano a la hucha y de paso, ha culpado a Zapatero del bajón en los ahorros de la Seguridad Social.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocida como 'la hucha' de las pensiones, fue creado por el Gobierno de Aznar, que dejó en ella 19.000 millones de euros. José Luis Rodríguez Zapatero aprovechó los años de crecimiento económico para disparar los ahorros hasta los 67.000 millones de euros y jamás sacó dinero de ella, a pesar de que le tocaron los tres primeros y peores años de la crisis. Desde que Rajoy llegó al Gobierno el PP no ha parado de 'meter la mano' en la hucha, hasta tal punto que han sacado casi 34.000 millones de euros en tres años. La Seguridad Social ha entrado en pérdidas con el Gobierno del PP porque el brutal dato de paro ha hecho caer las cotizaciones a la Seguridad Social.

Más retiradas de fondos
Y hoy Fátima Báñez ha avanzado que será necesario volver a sacar dinero de la hucha de las pensiones para hacer frente al pago de las pensiones. Así lo ha asegurado a los medios tras la toma de posesión de Juan Pablo Riesgo como nuevo secretario de Estado de Economía, horas antes de la comparecencia de su homólogo en la Seguridad Social, Tomás Burgos, ante la Comisión del Pacto de Toledo.

La extra de julio
Preguntada sobre si ya se ha llevado a cabo una nueva disposición para pagar la 'extra' de julio de los pensionistas, Báñez ha explicado que su departamento informará de esa cuestión "en los próximos días" porque "ahora toca hacer el pago junio".  En cualquier caso, ha señalado que "cada día se va en dirección de acudir en menor cantidad al Fondo de Reserva, porque cada día hay más empleo", lo que se traduce en más cotizantes y debería trasladarse en mayores ingresos para la Seguridad Social.

La culpa, de Zapatero
Pero, además, Báñez se ha permitido culpar al anterior gobierno, porque según ella "el problema que tenía (la 'hucha de las pensiones') es que estaba en déficit tras los tres millones de cotizantes perdidos durante la anterior legislatura". Y acto seguido ha dicho que "hoy, cada día hay más ocupados" y que el objetivo es llegar a los 20 millones de cotizantes en el próximo mandato, obviando que son previsiones electoralistas y que el único gobierno de España que ha sacado dinero de la hucha de las pensiones es el suyo.

"Con normalidad"
Báñez ha insistido en que "el Fondo de Garantía está hecho para pagar las pensiones puntualmente cada mes y es una garantía de que se pagarán siempre". "Hay que ver con normalidad que se utilice cuando hay crisis, pero esa hucha que se va a ir llenado conforme va ya habiendo más empleo", ha remachado.

Si el PP sigue a este ritmo, lo agotan en 3 o 4 años
Hay un dato que no cuadra entre la propaganda del PP y la realidad. Si ya estamos en plena recuperación económica y creando empleo como nadie ¿por qué el Gobierno tiene que sacar dinero del Fondo para pagar las pensiones? Y hay dos datos escalofriantes, el primero que Rajoy ha llevado la deuda pública a la mayor en 150 años, desde que el Fondo Monetario Internacional tiene registros, con casi el 100% del PIB; y la segunda es que si el Gobierno sigue a este ritmo en tres o cuatro años se habrá 'cargado' la hucha de las pensiones.

Y encima utilizan el fondo para invertir en deuda española
Como cualquier ahorrador, el Estado aprovecha sus ahorros para invertir y sacar rentabilidad, con el añadido de que al ser dinero de todos tiene la obligación de invertir en productos seguros. Durante el Gobierno de Zapatero el dinero de la hucha de las pensiones se invertía a partes iguales en deuda española y deuda extranjera, siendo esta última de la máxima solvencia con la alemana, la holandesa o la francesa. La acuciante necesidad del Gobierno del PP de bajar la prima de riesgo le ha llevado a vender lo que tenía invertido en la deuda más solvente de países extranjeros y actualmente el cien por cien del dinero está invertido en deuda pública española, que no está ni mucho menos en la triple A, ni siquiera en el escalafón A.