Más trabajadores, pero con contratos precarios. Ese es "el precio de la reactivación económica" de Rajoy, según el influyente diario económico Financial Times,  que dedica un reportaje a los últimos datos de empleo conocidos este martes con el que desinfla el triunfalismo del Gobierno.

Sueldos que ronda los 200 euros
El reportaje cuenta las experiencias de varias personas, como una vecina del barrio madrileño de Villaverde que ha recibido "buenas y malas noticias": la parte buena es que ahora cuenta ofertas de trabajo, pero se trata de contratos por un mes o incluso de semanas y con sueldos que rondan los 200 euros; esa es la parte negativa. Según el diario económico, "uno de cada ocho trabajadores" gana el salario mínimo o aún menos y "los salarios han disminuido" en todos los sectores, pero de manera especial para quienes sólo encuentran trabajos temporales. Estos ganan un 48% que antes.

No se trabaja para vivir, sino para subsistir
El diario cita a un mediador del mercado laboral que asegura que los españoles no trabajan para vivir, sino para subsistir. y a un profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid que reconoce que "los trabajadores pobres son una realidad en España", donde, subraya Financial Times, se crea puestos de trabajo, pero sólo una pequeña fracción de ellos son para puestos estables".

Uno de cada cuatro contratos, de una semana o menos
"En junio, por ejemplo, casi uno de cada cuatro nuevos contratos duró una semana o menos. En 2007, el año antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, era uno de cada seis. En el mismo período de tiempo, la duración media de los contratos cayó de 78 a 52 días", afirma el reportaje.

Afecta incluso a sectores como la enseñanza
La temporalidad del empleo, continúa el diario económico, afecta, incluso, a sectores como la enseñanza: "el año pasado, por ejemplo, más de 174.000 docentes perdieron sus puestos de trabajo entre mayo y agosto, sólo para ser recontratados una vez que el nuevo año escolar estaba en marcha. En octubre, el número total era casi exactamente a donde estaba antes del verano".

Las vacantes, a pesar de todo, se cubren
A pesar de la precariedad del empleo, todas las vacantes se cubren, señala el diario, que relata cómo ahora los restaurantes exigen a los camareros contratados que pongan ellos el unirme, cuando antes se los facilitaban.

El diario británico recuera que durante los últimos años España ha conseguido "dar la vuelta a una situación económica inestable con medidas de austeridad impopulares y dolorosas reformas económicas , incluyendo una amplia reforma laboral".