Se valieron de sus cargos públicos para sacar una jugosa tajada y llegaron a aprovechar hasta la crisis económica y los recortes para justificar sus negocietes. Pero, ¿cómo operaba la trama corrupta investigada en la ya conocida como operación Púnica? ¿Quién es quién en esta red en la que hay un cabecilla reconocido, el exsecretario general del PP de Madrid y número tres en el Gobierno de Aguirre, Francisco Granados?

El 3% de comisión
Los miembros de esta trama cobraban a empresarios comisiones del 3% por cada contrato público adjudicado y llegaron a sumar hasta 250 millones de euros, sólo en sobornos. Los alcaldes implicados convocaban unos concursos públicos a medida, que ya estaban amañados desde su inicio y la estrategia pasaba por dejar un reducido plazo de tiempo que no daba tiempo a empresarios ajenos a la trama para presentarse.

Granados y el empresario Marjaliza, los cabecillas
Los cabecillas eran el exnúmero dos del PP madrileño Francisco Granados y uno de sus amigos de la infancia, David Marjaliza. Éste y Alejandro de Pedro Llorca eran los empresarios agraciados con los contratos municipales.

Una trama a la medida de la crisis
En tiempos de crisis y recortes había que justificar las contrataciones millonarias, así que el dinero fluía a través de la empresa Cofely, dedicada al ahorro energético, con la que supuestamente los municipios iban a conseguir abaratar los servicios energéticos.

Granados habría sacado 1,5 millones 
El exconsejero de Presidencia madrileño, Francisco Granados, que fuera durante mucho tiempo hombre de confianza de Aguirre, habría sacado de esta red 1.5 millones de euros, y habría cobrado buena parte de ese dinero en bolsas durante cacerías que compartía con empresarios y otros cargos políticos.

Sesiones de póker con billetes de 500 y ...'buena compañía'
El dinero fluía de tal manera que celebraban timbas de póker con billetes de 500 euros y animaban, presuntamente, las tertulias con prostitutas. La juerga iba a cargo de los empresarios, favorecidos a su vez con los contratos públicos.

¿Quién es quién en esta trama?
La Sexta ha sintetizado la relación de los implicados en esta trama, de la que ELPLURAL.COM se hace eco por su interés.

Granados, a la cabeza
Francisco Granados, exsecretario general del PP de Madrid, exconsejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, exdiputado y exsenador, y exalcalde de Valdemoro, es considerado el cabecilla de la trama y, de hecho, su nombre ha sido utilizado para identificar esta operación: punica granatum es el nombre científico del árbol de la granada.

El exdirigente popular está actualmente en la prisión de Estremera, a donde ha sido trasladado desde la de Soto del Real. El juez Eloy Velasco le atribuye los delitos deblanqueo de capitales, organización criminal contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, cohecho, malversación de fondos, prevaricación y fraude.

El empresario con información privilegiada
David Marjaliza, empresario considerado como cabecilla de la trama junto a Granados, se encuentra en el centro penitenciario de Aranjuez por los mismos delitos que el secretario general del PP madrileño y, además, por la utilización de información confidencial y la falsificación documental.

El otro empresario
Alejandro de Pedro, uno de los supuestos cabecillas de la red, junto a Granados y Marjaliza,  y conseguidor de contratos públicos; actualmente en prisión incondicional. Doce ayuntamientos valencianos pagaron por insertar publicidad en diarios digitales de De Pedro, quien, además, realizó las páginas web de Juan Cotino y de Rita Barberá. Este empresario cobró hasta 20.000 euros sólo por abrir un perfil de Facebook a un Consistorio.


Uno de León

El presidente de la Diputación de León y alcalde de Cuadros, Marcos Martínez (PP), favoreció con contratos públicos al empresario Alejandro de Pedro. Actualmente en prisión incondicional sin fianza.

El alcalde de Torrejón de Velasco
El alcalde de Torrejón de Velasco, Gonzalo Cubas Navarro (PP), recibía órdenes del empresario David Marjaliza sobre cuándo y a quién debía facturar. Se encuentra en prisión bajo fianza de 60.000 euros.

En Villalba
El alcalde de Collado Villalba, Agustín Juárez López de Coca (PP), adjudicó un contrato a Cofely, empresa de Marjaliza, por 39 millones de euros. Está en libertad bajo fianza de 40.000 euros.

El alcalde de Casarrubuelos
David Rodríguez Sanz, alcalde de Casarrubuelos (PP), redactó los pliegos de un contrato de eficiencia para beneficiar a Cofely, y ahora está en libertad con comparecencia mensual obligada.

Un concejal de Móstoles
Alejandro Utrilla Palombi, concejal de Medio Ambiente, en Móstoles (PP), se reunió con el empresario de Cofely para planear la entrega de 240.000 euros y su justificación. Está en libertad con comparecencia obligada.

Un técnico de Serranillos del Valle
El técnico del Ayuntamiento de Serranillos del Valle Marco Duran Benítez (PP), cambió la valoración de las ofertas de un concurso de un contrato que benefició a la empresa Cofely. En libertad con comparecencia mensual obligatoria.

Un socialista y su jefe de Gabinete
José María Fraile, alcalde de Parla (PSOE), por la adjudicación de un contrato de 54 millones de euros a Cofely. Está en prisión bajo fianza de 60.000 euros.

Antonio Borrego Fortea, jefe de Gabinete del alcalde de Parla, gestionó un cohecho acordado bajo una donación de Cofely; en prisión bajo fianza de 60.000 euros.

Uno de IU
Avelino Pérez Pallares, asesor de Izquierda Unida en Parla, supervisó el contrato de 54 millones de euros adjudicado a Cofely. Se encuentra en libertad bajo fianza de 20.000 euros.

Del área informática de la Comunidad
José Martínez Nicolás, consejero delegado de la Agencia de Informática de la Comunidad de Madrid, participó en la red de facturas falsas para gestionar pagos al empresario Alejandro de Pedro. Debe comparecer mensualmente de manera obligatoria.

Un gerente de Turismo de Murcia
Jesús Norberto Galindo Sánchez, gerente del Instituto de Turismo de Murcia, hace efectivo el procedimiento público para adjudicar un contrato a Alejandro de Pedro. En libertad con comparecencia mensual obligada.

El socio de Marjaliza
Antonio Cándido Ruiz García, administrador y socio de las empresas de Marjaliza, actuaba como testaferro de este empresario. Está en prisión bajo fianza de 25.000 euros.

Otro empresario
Francisco Eduardo Ruiz Valenzuela, empresario, participó en el desarrollo de los procedimientos públicos de contratación de la Diputación de León; en libertad con comparecencia mensual obligada.