Esperanza Aguirre y José María Aznar en un acto electoral durante la campaña electoral para las autonómicas y municipales de 2011 / EFE-Archivo El expresidente José María Aznar y la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre / EFE-Archivo



No se puede incendiar y luego pretender apagar el fuego. A Mariano Rajoy su doble juego con la política antiterrorista se le ha vuelto en su contra. Cuando en 2006 el entonces líder de la oposición reconoció que su partido era el que “moviliza todas las manifestaciones, las respalda y las llena” no podía imaginar que a él mismo le organizarían una protesta como aquellas en las que llamaban “asesinos” a Zapatero y Rubalcaba. Mucho menos que su mentor, José María Aznar, se volvería contra él. El fallo del Tribunal de Estrasburgo contra la doctrina Parot ha abierto otra brecha profunda entre el sector crítico, encabezado por la FAES, y Génova. Esperanza Aguirre hace tiempo que ha tomado partido, así que ya ha anunciado que irá a la manifestación este domingo organizada por las víctimas.

Próximas intervenciones públicas de Aznar
En Génova deben esperar golpes duros del expresidente, que en los próximos días presenta un nuevo tomo de sus memorias y por lo tanto hará intervenciones públicas. Este martes han llegado los primeros golpes desde la FAES, que preside Aznar, en un documento firmado por Javier Zarzalejos, secretario general de la fundación y exjefe de Gabinete de Aznar en su época en La Moncloa.

FAES cuestiona al Gobierno
En el documento de FAES puede leerse que “la mal llamada derogación de la doctrina Parot forma parte de la negociación que el Gobierno anterior emprendió con ETA, bajo la piadosa etiqueta de proceso de paz”. Zarzalejos, quien fue uno de los negociadores que envió Aznar en 1999 a hablar con ETA en Zúrich, culpa a Zapatero de la derogación de la doctrina Parot, pero también cuestiona la acción del Gobierno de Rajoy: “Pensar que lo que está pasando no tendrá consecuencias o que se trata de la liquidación desafortunada de episodios del pasado no sería más que una temeraria despreocupación sobre el futuro del País Vasco y de toda España”.

Aguirre estará en la manifestación de las víctimas
En paralelo, la manifestación del próximo domingo en Madrid, a la que irá la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre, que, como ya ha hecho en otras ocasiones, planta cara a la actual dirección. Habrá que esperar si otros otros cargos populares van sumándose, entre ellos Jaime Mayor Oreja, uno de los fijos en este tipo de movilizaciones.

Alcaraz y Pedraza
La manifestación ha sido convocada por la Asociación de Víctimas contra el Terrorismo, que presiden Ángeles Pedraza, y ha sido respaldada por Víctimas contra el Terrorismo, la asociación que dirige Francisco José Alcaraz. Ambas entidades fueron fieles colaboradores del PP de Mariano Rajoy en su camino a La Moncloa. Sus protestas durante los gobiernos de Zapatero contra su política antiterrorista, junto a la ofensiva del PP en el Parlamento, que se saltó los acuerdos de Estado sobre esa materia, fueron un factor importante para el triunfo electoral de los populares.

El tiro por la culata
Tras la sentencia, el Gobierno ha intentado aplacar a las víctimas y en ese sentido fue significativo el encuentro del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y del Interior, Jorge Fernández, con Ángeles Pedraza y Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel, el concejal de Ermua asesinado por ETA hace 15 años, actualmente presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo. La foto de los ministros abrazando y besando a ambas fue la portada elegida por los medios de la derecha. Pero la estrategia política del PP no le ha servido y las víctimas han convocado una concentración en un lugar emblemático de las manifestaciones contra la política antiterrorista de Zapatero, la Plaza de Colón.