En el PP llevan como pueden la salida de Alejo Vidal-Quadras del partido. La número dos de los populares, María Dolores de Cospedal, ha intentado quitarle hierro al asunto al atribuirla a “una decisión personal”, mientras la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, le ha contestado al eurodiputado que su partido “sigue en el mimo sitio” y es él quien no lo está. En Vox, el partido creado por los díscolos, por el que ha fichado Vidal-Quadras, dan saltos de alegría por “el capital político” que les llega y anuncian la posibilidad de llevarle como cabeza de lista a las europeas.

Vidal-Quadras habla de pactos con UPyD y Ciutadans
Por su parte, Vidal-Quadras está volando ya más lejos y ha empezado a hablar de posibilidad de pactos con Ciutadans y UPyD. Según ha dicho, en declaraciones a Europa Press, hay una "amplísima coincidencia muy interesante" entre el partido que estrena y UPyD o Ciutadans, así que cree que las alianzas "son una cosa a estudiar".

Una salida anunciada
Tras su salida del PP, anunciada en una carta dirigida a Mariano Rajoy, en la que le reprocha que haya convertido el partido en “un rebaño flanqueado por mastines que sigue dócilmente a su pastor”, en Vox han hecho público que reciben a Vidal-Quadras con los brazos abiertos. De hecho, de cierta forma estaba ya en ese proyecto político. Como avanzó ELPLURAL.COM en octubre pasado, el eurodiputado participó en un encuentro con militantes en Madrid al que asistieron José Antonio Ortega Lara y Santiago Abascal, cabezas visibles de Vox, que no tuvo el beneplácito de Cospedal, en el que criticaron “la parálisis mental” de Rajoy y la dirección tomada por el partido en temas fundamentales.

En Vox le reciben con los brazos abiertos
El presidente del Comité Político Provisional de Vox, José Luis González Quirós, ha considerado hoy al valorar la incorporación de Vidal-Quadras que reforzará "la proyección y la solidez" del nuevo proyecto político, por lo que le ha dado la “más cordial bienvenida” en nombre del nuevo partido.

Cospedal intenta quitar hierro al asunto
Por el PP, María Dolores de Cospedal, ha respondido al ser preguntada hoy por los medios, que se trata de “una decisión personal”. La secretaria general de los populares no ha dicho una palabra más, pero es fácil deducir que la noticia no le es grata, sobre todo por lo que significa para el PP y la derecha en general: la ruptura con un sector importante.

Sánchez-Camacho dice que quien ha cambiado es Vidal
La valoración ha sido más extensa por parte de la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, que ha respondido a Vidal-Quadras que quien ha cambiado es él, no su partido. Esto, antes de minimizar las expectativas electorales de Vox.

Según ha recordado Sánchez-Camacho, Vidal-Quadras ya había demostrado "en los últimos tiempos" su cambio de posiciones, ejerciendo como vicepresidente de la Eurocámara pero no actuando conforme "al programa electoral ni a los principios con los que se presentó". Por eso, ha afirmado que respeta su decisión de dejar el PP, pero no comparte sus argumentos.

Posada lo veía venir
Por otro lado, ha asegurado que no teme un goteo de fugas del PP. A su juicio, los que se han marchado son personas "muy concretas" que no compartíen la posición de la mayoría.

En la misma línea, el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, ha asegurado que no le sorprende "nada" la marcha del hasta ahora militante del Partido Popular, Alejo Vidal-Quadras, ya que considera que había tomado una deriva "completamente distinta a lo que es la visión general del partido".