El alcalde de Gandía, del PP, Arturo Torró, ha acogido de muy malas maneras la denuncia de la oposición socialista de que vive con su familia en un piso de propiedad de una empresa a la que adjudicó un solar municipal. De hecho, el alcalde amenaza con dejar al grupo municipal sin sueldo y alega que se está invadiendo su vida privada. Ha encajado muy mal una noticia que llegaba cuando intentaba rentabilizar para su imagen en la ciudad el hecho de que la organización de la Escuela de Verano del PP en su ciudad un acto

Unos 12.000 euros anuales que abona con pagarés
Pero Torró ha tenido que dar explicaciones este lunes en una rueda de prensa en la que ha sorprendido por sus argumentos. Primero ha negado la mayor asegurando que la sociedad mercantil que abona su alquiler efectivamente no pertenece a su holding de empresas pero que sí figura en ella como administrador único, sociedad destinada a la "explotación de pubs y discotecas", abonando la cantidad del piso con pagarés. Así lo recoge un medio digital local, saforguia, que recoge el resto de las sorprendentes declaraciones para proclamar su inocencia: "Por mil insignificantes euros al mes ni me vendo ni me ensucio".

Otro argumento: todos los empresarios que optaban son sus amigos
El empresario que se llevó la parcela municipal por dos millones de euros es Fernando Guillem, amigo personal de Torró. El alcalde explicó al respecto que cinco empresarios se interesaron por el terreno y "todos ellos son amigos míos, y hay uno que es más amigo que otros y sin embargo ese no se ha adjudicado el solar".

Por su parte, el PSOE advirtió que seguirán ahondando en la venta de la parcela y reclamaron al alcalde "que se abstenga de hacer negocios particulares en la ciudad que gestiona como alcalde y que no amenace a la oposición cuando denunciamos su comportamiento mafioso".