El Congreso ha recuperado cerca de 17.500 euros por la venta de los móviles iPhone y las tabletas electrónicas iPad que han adquirido los diputados salientes que decidieron quedarse esos terminales al término de la pasada legislatura, que apenas duró siete meses.

Al inicio de cada legislatura, la Cámara Baja pone a disposición de sus señorías un kit tecnológico compuesto por un móvil de última generación y una tablet para ayudarles en su labor parlamentaria, pero al dejar el escaño deben devolverlos o, si lo desean, comprarlos para su uso personal previo pago de una cantidad fijada por la Mesa.

600 euros por el iPhone

En una de sus últimas reuniones de la pasada legislatura, la Mesa de la Diputación Permanente, que también presidía Meritxell Batet, estableció los precios para esta 'reventa': 607,04 euros para los iPhone 8 -una cantidad elevada dado el escaso tiempo de uso-, y de 118,63 euros, para los iPad.

Según los datos oficiales del Congreso facilitados a Europa Press, un total de 25 parlamentarios (tan sólo un 7% del total) decidieron quedarse con los móviles iPhone que habían usado durante la anterior legislatura. Hay que tener en cuenta que los diputados que revalidaron su escaño no tuvieron que devolver el móvil y, como tiene poco tiempo de uso, siguen utilizándolo.

De esos 25 móviles vendidos, más de la mitad, un total de 14, fueron comprados por diputados de Ciudadanos, que fue el partido que sufrió la mayor pérdida de escaños en los comicios del 10 de noviembre. Entre los restantes, siete fueron adquiridos por diputados del PP, tres se quedaron en el grupo de Unidas Podemos y uno en el PSOE. Ventas por las que el Congreso ha recuperado un total de 15.176 euros.

Por su parte, fueron 19 los parlamentarios (apenas el 5% de la cámara) que decidieron adquirir las tabletas electrónicas que habían usado durante los meses de la fallida legislatura, para lo cual han abonado la cantidad de 118,63 euros por cada una de ellas. Siete de ellos son de Ciudadanos, cinco de Unidas Podemos y otros cinco del PP y dos del PSOE. Por estas ventas el Congreso recaudó un total de 2.253,97 euros.

Eso sí, se trata de tabletas que se proporcionaron a sus señorías en la duodécima legislatura (2016-2019), ya que en la breve legislatura fallida de este año el Congreso no llegó a facilitar nuevos iPad ya que, cuando estaban disponibles, las Cortes ya estaban cerca de disolverse.

El triple que en la legislatura anterior

La recaudación global cercana a los 17.500 euros de la última legislatura, que concluyó el pasado 2 de diciembre, triplica la de 2016, la anterior legislatura fallida que también duró pocos meses. En concreto, ese año la Cámara sólo cosechó 5.886,47 euros por la reventa de móviles y tablets tras las generales de junio de 2016, pero entonces muchas de sus señorías repitieron en el cargo y no se les llegó a facilitar el 'kit tecnológico' de estreno.

Las cifras fueron mucho más altas en la última legislatura larga, que se extendió durante casi tres años (2016-2019); en concreto, el Congreso recuperó entonces 110.000 euros, pero es que en aquel caso fueron numerosos los diputados que dejaron el Palacio de la Carrera de San Jerónimo tras los comicios del 28 de abril de 2019, con importantes renovaciones en las filas del PP y del PSOE, y muchos de los salientes optaron por quedarse los terminales, que eran de un modelo de reciente facturación.