A golpe de brochazos tuvieron que cambiar los colores del stand de Madrid en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) por orden de la alcaldesa, Ana Botella, para eliminar la gama de colores que recordaba a la bandera ‘gay’. La diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli lo denunció en Twitter, donde subió la foto del stand con el colorido inicial y después del cambio.

 

Las declaraciones homófobas de Botella
Es conocido el carácter homófobo de Ana Botella, desde que hizo pública su teoría de las manzanas y las pernas para explicar su rechazo al matrimonio homosexual. “Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas, y si se suman una manzana y una pera nunca pueden dar dos manzanas porque son componentes distintos… Hombre y mujer es matrimonio, y dos hombres, o dos mujeres, pues serán otra cosa distinta”, decía Botella.

Sin embargo, la alcaldesa no tuvo reparos en plantarse una feria en Berlín, en marzo de 2014, como la matriarca de la comunidad gay en España para promocionar el turismo en Madrid.

El Ayuntamiento conocía los colores del proyecto desde octubre
Puro teatro. Botella ha vuelto a mostrarse tal y como es al ordenar que se modificara la gama de colores del stand de Madrid en FITUR porque recuerda al arcoiris de la bandera gay, como adelantó Onda Arcoiris.

El Ayuntamiento niega que el cambio de última hora fuera por ese motivo y defiende que “no se ajustaba al proyecto original”, según recoge El Mundo. Pero el Gobierno de Botella conocía desde octubre pasado el proyecto presentado por el estudio que ganó el concurso público y hasta ahora no se le había puesto ninguna pega.