Según ha podido saber ELPLURAL.COM a través de asistentes a la ceremonia, el pasillo creado para la llegada de los invitados y de los novios se instaló sobre la vía pecuaria que atraviesa la finca de El Campillo, en San Lorenzo de El Escorial, y que une la Cañada Real Leonesa con la Cañada Real Segoviana.

Cerrado por boda
Hace 30 años, los dueños de la finca de El Campillo intentaron apropiarse de este camino, pero una sentencia de 1983 dio la razón al Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, obligando a que se mantuviera abierta. Hasta este sábado, cuando la colada fue ocupada por gente tan distinguida como el expresidente del Gobierno, José María Aznar o quien ocupará este miércoles su antiguo cargo, Mariano Rajoy.

Alfombra roja presuntamente ilegal

El acto, presumiblemente ilegal, no buscaba una reivindicación antisistema, sino que tenía como objetivo el enlace entre José María Aznar Junior y Mónica Abascal. Y en aquel camino, que debe mantenerse abierto para el ganado de trashumancia, el tránsito de reses fue sustituido por elegantes invitados de la altura de Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja, Ángel Acebes, Ana Mato o empresarios como Florentino Pérez, Isidro Álvarez o Fernando Fernández Tapias.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"38655","attributes":{"class":"media-image size-large wp-image-64903","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"633","height":"400","title":"La dise\u00f1adora M\u00f3nica Abascal a su llegada a la capilla de la Sant\u00edsima Trinidad, situada en la finca El Campillo, en la localidad madrile\u00f1a de El Escorial, donde se ha celebrado su boda con Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar Botella, hijo mayor del expresidente del Gobierno Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar. EFE ","alt":"La dise\u00f1adora M\u00f3nica Abascal a su llegada a la capilla de la Sant\u00edsima Trinidad, situada en la finca El Campillo, en la localidad madrile\u00f1a de El Escorial, donde se ha celebrado su boda con Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar Botella, hijo mayor del expresidente del Gobierno Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar. EFE"}}]]

La diseñadora Mónica Abascal a su llegada a la finca El Campillo, en la localidad madrileña de El Escorial, donde se ha celebrado su boda con José María Aznar Botella, hijo mayor del expresidente del Gobierno. EFE




Sin vías alternativas

A la cita acudieron miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional, pero no para detener a los ocupantes de la vía pecuaria, sino para proteger a los invitados (de lo que también se ocupó media docena de agentes privados) y evitar el paso por vías alternativas. Y es que, el bloqueo de una colada como la mencionada obliga a la apertura de otros pasos, pero los organizadores del enlace cerraron sus caminos privados. Incluso usaron uno de ellos para hospedar los lujosos coches en los que llegaban los invitados.

"Totalmente ilegal"
Francisco de Gregorio, secretario general del PSOE en San Lorenzo del Escorial, ha asegurado a ELPLURAL.COM que en el próximo pleno del Ayuntamiento preguntará al equipo de gobierno del PP por estos "caminos ocupados" porque "es totalmente ilegal". Además, los socialistas aseguran que en la finca de El Campillo no se pueden realizar eventos de este tipo ya que, "hasta donde nosotros sabemos no tienen licencia para servir comidas. Sólo una licencia caballar".

Bula de Rouco
La boda entre José Mari Junior y Mónica Abascal ya arrancó con polémica después de que el arzobispo de Madrid, el cardenal Rouco Varela, diese a la pareja permiso para casarse por lo privado en una finca y no en una iglesia. Una excepción que no se concede al común de los mortales que quiere una ceremonia religiosa.

El bodorrio Aznar-Agag
Privilegios como los mencionados aquí son una constante en las bodas de los retoños de José María Aznar y Ana Botella. Aún está en la memoria el enlace de Ana Aznar y Alejandro Agag, a sólo unos pocos kilómetros del celebrado este fin de semana, en el Monasterio de El Escorial. A aquella boda, más cercana a la de la hija de un emperador que a la de un presidente del Gobierno, acudieron personajes como Silvio Berlusconi, Tony Blair o los Reyes de España.

Ayudas Gürtel
Pero entre los invitados también había individuos caídos ahora en desgracia, como Francisco Correa y Álvaro Pérez, El Bigotes, ambos cabecillas de la trama Gürtel. De hecho, esta presunta red corrupta estuvo supuestamente detrás de la organización del bodorrio. De hecho, uno de los imputados, el exdiputado madrileño Alfonso Bosch Tejedor, era entonces concejal en El Escorial y la Policía se incautó una carta suya al secretario personal de Aznar en la que se le detallaba los autobuses en los que se trasladaría a los invitados, plazas de aparcamiento o colocación de vallas -entre ellas 300 procedentes del Ayuntamiento de Madrid por cortesía del entonces alcalde, José María Álvarez del Manzano-.