Esperanza Aguirre quiere ser alcaldesa de Madrid, exactamente quiere ser la candidata del PP a la alcaldía de Madrid. Las encuestas dicen que sería la mejor candidata de los populares, las bases del partido la quieren pero Rajoy no la soporta. Desde el convulso congreso del PP del 2008 en Valencia, en el que Aguirre maniobró para liderar el partido tras el batacazo electoral de Rajoy en ese año, la 'lideresa' y Rajoy han librado batallas soterradas. Aguirre y Aznar fueron los más duros críticos de Rajoy en su primer año de Gobierno y Rajoy ni olvida ni perdona.

No se anticipa por si acaso
La presidenta del PP de Madrid concedió este jueves una entrevista a Susana Griso en Antena 3 en la que manifestó que "sería un honor" ser alcaldesa de la capital de España, pro no ha querido anticipar si será candidata: "No voy a anticiparme a lo que va a hacer el Presidente a finales de abril porque a lo mejor no estoy viva, a lo mejor Dios no me da salud, los agentes de movilidad me vuelven a detener, me ponen los grilletes, el pijama a rayas, me fusilan, que es lo que quieren mis enemigos, es lo que ponen en  los tuits".

La política que dijo que se iba y no se fue
El 17 de septiembre de 2012 Aguirre convocó una rueda de prensa en la que anunció por sorpresa que dejaba la política. Sorprendió a su propio partido. Recientemente se había operado de un tumor en un pecho, algo de lo que está plenamente recuperada, y muy emocionada explicó que quería dedicarse a su familia. Preguntada explícitamente si dejaba tanto el cargo de Presidenta de la Comunidad de Madrid como el de presidenta regional del partido, respondió con rotundidad que sí, "no creo en las bicefalia, eso se lo dejo al PNV" respondió textualmente. No cumplió. Ella colocó a Ignacio González como su sucesor en el gobierno regional y quiso que también fuera su sucesor en el partido, pero Rajoy lo vetó para lo segundo. Al no poder colocar al González al frente del poderoso PP madrileño, decidió quedarse ella y volvió a cogerle gusto a las portadas, a los titulares y al protagonismo.

El 'incidente' de trafico
Esperanza Aguirre no ha dejado de ser un 'incordio' permanente para Rajoy. Sus críticas por la política antiterrorista o la subida de impuestos son calificadas de "traición" y deslealtad tanto en Moncloa como en Génova 13 (sede nacional del PP), pero en lo que llevamos de 2014 optó por rebajar sus críticas y hacerle la pelota al Presidente del Gobierno y presidente nacional del partido. Rajoy ni olvida ni perdona y ella detecta la frialdad del Presidente, con lo que han vuelto los dardos, especialmente ácidas han sido sus críticas a la falta de democracia interna del PP y sus comentarios sobre "el dedo divino" que designa los candidatos en el PP.

Los partidarios de Esperanza Aguirre insisten en que es la que mejor sale en las encuestas, pero el desgaste del PP por el incumplimiento de su programa electoral, la irrupción de Podemos y el 'incidente' con los agentes de movilidad han impactado en la imagen de la 'lideresa'. Los videos emitidos por Antena 3 en los que se ve todo el 'incidente' no le dejan en buen lugar. Cualquier político europeo que aparcarse en un carril bus para sacar dinero en un cajero, se negara a entregar la documentación, se diera a la fuga arroyando la moto de un agente y encima les acusara de mentir, se quedaría sin opciones para ser alcalde o alcaldesa de esa ciudad. Pero esta es Madrid y España. Sin embargo en las imágenes de Antena 3 se desmiente que Aguirre explicara amablemente a los agentes que no tenía la documentación, como ella dijo. Fue macarra y descortés. Pero sobre todo hay una pregunta que se hacen todos los ciudadanos. ¿Si fuera yo quien aparcara en pleno carril-bus de la Gran Vía, me negara a entregar la documentación, me diera a la fuga y arrollara una moto de un agente de movilidad acaso no pasaría esa noche ya en el calabozo?

Un notable a Botella después de criticarla
Al mismo tiempo que Aguirre criticaba a Rajoy no paraba de elogiar a Aznar, pero la madrileña ya no goza del mismo cariño del ex Presidente del Gobierno. Esperanza Aguirre criticó con dureza a Ana Botella por la gestión de la tragedia del Madrid-Arena y sus conspiraciones permanentes para ser alcaldesa de Madrid cuando a Botella le hubiera gustado repetir, han dañado las relaciones con el matrimonio Aznar. Aunque en la entrevista en el programa ‘Espejo Público' le dio un notable a la gestión de Ana Botella como alcaldesa, pero el peloteo llega demasiado tarde. Sin el apoyo de Rajoy ni de Aznar y con el 'incidente' de tráfico, Esperanza Aguirre ya no lo tiene ni tan fácil ni tan bonito para ser alcaldesa.