El pasado 24 de julio se cumplieron cuatro años del fatal descarrilamiento de un tren Alvia a su paso por la curva en el barrio de Angrois de Santiago de Compostela. Un accidente que se saldó con 80 víctimas mortales y 144 heridos. Fue el mayor siniestro de estas características en la historia del tráfico ferroviario en España solo superado por la catástrofe de Tirre del Bierzo (León), ocurrida en 1944.

Esta semana, la tragedia del Alvia gallego sobrevoló por unos instantes en Andalucía. El tren de pasajeros que ayer realizaba el trayecto entre Málaga y Sevilla descarriló a su paso por un tramo de la localidad de Arahal (Sevilla), causando heridas a 35 personas. Provisionalmente, solo dos de ellas revestían verdadera gravedad y fueron trasladadas en helicóptero al Hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense. Solo la pericia del conductor y la suerte de no haberse empotrado en un puente próximo evitó que hoy estuviésemos  hablando de algo muchísimo más grave.


¿Preguntas que quedan en el aire?
La noche había sido de "perros" al haber estado lloviendo de manera torrencial. Se recogieron 120 litros por metro cuadrado, el Guadaira y otros arroyos se habían desbordado y hubo cortes de carreteras entre ellas la A-92. El tren atraviesa la campiña sevillana por lo que el barro y el lodo era más que previsible que fueran compañeras nocturnas y madrugadoras de las vías de una línea férrea a la que se le achaca obsolescencia y pocas inversiones desde el Ministerio de Fomento. Nunca mejor dicho "llovía sobre mojado". ¿No calculó ADIF las consecuencias de este escenario?. 

¿Por qué reabrió la vía del tren Málaga-Sevilla?

La vía está destrozada, las traviesas rotas, los raíles levantados, un socavón con agua debajo, la tierra anegada, el Guadaira desbordado. El aspecto es más propio de una montaña rusa. Imposible imaginar que por ahí circulase un tren media distancia. ¿Qué causa explicaría que Adif decidiese cerrar las vías a la 7,45 para luego abrir a las 9,25 horas estando cubierto de agua? El accidente se produjo en el punto 19,500. Se da la circunstancia, y aquí está el quid de la cuestión, que es la misma línea afectada tan solo unas horas antes por las consecuencias deesvastadoras de la tromba de agua. En ese caso se optó por trasbordar a los pasajeros de dos trenes por carretera. Si eso se decidió horas antes ¿por qué poco después, y no habiendo mejorado la situación, se decide su apertura y el tránsito de trenes ene sas condiciones? ¿Y quién lo decidió?.


"Pudo ser un desastre, una catástrofe"
Pasajeros del primer vagón atendidos en las vías decían que "todo empezó a moverse de repente, no sabíamos qué estaba pasando. Hemos pasado muchísima angustia. Pudo ser una catástrofe". "Todo se movió, la gente iba, por el movimiento, de un lado a otro del vagón. El techo se abría, y pensaba que si esa chapa se abría del todo sería una guillotina". Que no desembocara en dantesca catástrofe con decenas de vidas segadas solo se explica por la inteligencia y sangre fría del conductor que al ver que que la vía se hundía por el peso cerró el acelerador y activó el freno de emergencia,. A pesar de ello el convoy continuó unos 200 metros por inercia.

Versiones que critican a ADIF y a RENFE
El secretario general de la CGT y sindicalista ferroviario, Miguel Montenegro, da una version totalmente distinta a la ofrecida por Renfe y Adif. Para el veterano sindicalista, el descarrilamiento es anterior a la llegada al lugar de la balsa de agua donde no había barro ni acumulaciones de agua. Montenegro lo atribuye exclusivamente al pésimo estado de la vía. Critica que esta línea esté catalogada como de "escasa o nula inversión, según la clasificación de Fomento". Y añade que "el abandono de Adif y el Gobierno son los responsables de este accidente y de la situación caótica de este tipo de líneas ferroviarias convencionales". 

Susana Díaz y Podemos piden explicaciones

El mismo día del accidente, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, exigió a Adif que explicase por qué decidió reabrir la vía, ya que estuvo cortada desde las 7.45 porque se encontraba inundada y se reabrió a las 9,25 horas. Podemos exigió también una investigación para esclarecer lo sucedido: "Ya sea el mantenimiento de las vías, o ya sea el mantenimiento de los cauces aledaños, hay que investigar las causas, y si existieran, exigir responsabilidades".

La explicación de Adif de que había "llovido mucho" no complace en Andalucía. Los socialistas tambien quieren saber qué medidas adopta Adif y Renfe cuando se producen lluvias intensas y cómo es el estado de conservación del tramo de la vía en cuestión. 


Muchas incógnitas por resolver
Caos, imprevisión, descoordinación, órdenes y contraórdenes seguidas... El Arahal pudo ser el Angrois del Sur y el Media Distancia Málaga-Sevilla el Alvia gallego. Afortunadamente no fue así. Solo la pericia del conductor explica que el accidente se quedase en un susto y no en una tragedia. Un muro y un puente letal pudo ser esquivado. En caso contrario estaríamos de luto general.