Política
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de los Estados Unidos Donald Trump
|
Fuente
:
EFE/Archivo

Trump no quiere más inmigrantes de “países de mierda” como Haití

"¿Para qué queremos a haitianos y a toda esta gente de África aquí?"

80
Vie, 12 Ene 2018

El presidente estadounidense, Donald Trump, llamó "países de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, según informó hoy el diario The Washington Post.

"¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?", afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario, que cita a dos fuentes conocedoras del encuentro.

Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

Trump quiere inmigrandes de élite
Trump sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles, de acuerdo con el Post.

Los comentarios de Trump dejaron impactados a los legisladores presentes en la cita, según el diario, que no aclara si el presidente se refería también a Nicaragua con su exabrupto, y tampoco identifica a los países africanos afectados.

El periódico Los Ángeles Times confirmó la información del Washington Post, y agregó que, antes de proferir el insulto, Trump exclamó: "¿Para qué queremos a haitianos aquí? ¿Para qué queremos a toda esta gente de África aquí?".

Los comentarios de Trump no han sentado bien ni en su propio partido. La republicana en Florida Ileana Ros-Lehtinen lamentó que el presidente no reconozca la aportación de la comunidad haitiana en los Estados Unidos y el sur de la Florida. “Lenguaje como ese no debería escucharse en la Casa Blanca”, dijo la representante conservadora, según El Nuevo Herald.

La Casa Blanca sale en defensa del presidente
Preguntado al respecto, un portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, no negó que Trump hubiera hecho esas declaraciones. "Ciertos políticos de Washington eligen luchar por países extranjeros, pero el presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadounidense", dijo Shah en un comunicado citado por varios medios.

"El presidente Donald Trump lucha para conseguir soluciones permanentes que hacen a nuestro país más fuerte, al dar la bienvenida a aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad, hacer crecer nuestra economía e integrarse en nuestra gran nación", agregó el portavoz.

Trump "siempre rechazará las medidas temporales, débiles y peligrosas que amenacen las vidas de los estadounidenses que trabajan duro, y que socaven a aquellos inmigrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos mediante una vía legal", indicó Shah.

Pretende eliminar la lotería de visados
El proyecto de ley negociado por seis senadores bipartidistas eliminaría la llamada "lotería de visados" que cada año asigna 50.000 visas a ciudadanos de países con una baja tasa de emigrantes a Estados Unidos, un mecanismo que beneficia mayoritariamente a países de África.

Según dijo a EFE una fuente del Senado, que pidió el anonimato, la mitad de esos visados se reasignarían a los que hasta ahora estaban protegidos por el TPS, y la otra mitad estaría reservada a inmigrantes que demostraran cualidades profesionales que merecieran su entrada en Estados Unidos, el famoso "mérito" que defiende Trump.

El acuerdo también abriría un camino a la ciudadanía para más de un millón de jóvenes indocumentados del país que llegaron al país de niños, conocidos como "soñadores", y concedería más de 1.000 millones de dólares para proyectar y construir una barrera física en la frontera con México.

Guerra abierta contra inmigrantes

En junio pasado, el presidente estadounidense ya escandalizó al afirmar, también en la Casa Blanca, sobre los 15.000 haitianos que habían llegado a EE.UU. en los últimos tiempos que en ese país “todos tienen sida”. Los haitianos no fueron los únicos ofendidos, ya que Trump afirmó sobre los llegados a su país desde Nigeria "que vuelvan a sus cabañas en África”.

El año pasado, Trump retiró el TPS para 5.300 nicaragüenses y a unos 1.000 sudaneses, y estudia aplicar la misma medida con 86.000 hondureños.