Fue en 1923 que The Walt Disney Company se fundaba, exactamente, el 16 de octubre. Nada menos que 96 años después, la empresa creada por un ilusionado caricaturista de Chicago, se ha convertido en la compañía de medios de comunicación y entretenimiento más grande del mundo.

De todo lo que ha abarcado y conseguido Disney durante casi un siglo, lo que le llevó a alcanzar su gran éxito fue, sin lugar a dudas, sus películas de dibujos animados. Desde Blancanieves estrenada en el año 1937, pasando por El Libro de la selva proyectada en 1967, y Tarzán que vio la luz en 1999, hasta la actual Frozen que se llevó a los cines en 2013. Todas ellas nos han regalado canciones memorables que han acompañado nuestra infancia y nos han enseñado valores como la amistad, la familia, el amor romántico y el amor propio.

Para conmemorar las míticas películas, ElPlural.com ha recogido las doce mejores e inolvidables canciones de Disney, que están ordenadas por orden cronológico, ya que resulta casi imposible decidir cuáles ocuparían el podio. Intenta no arrancarte a cantar... si puedes.

1. Ay ho de Blancanieves

Gruñón, Tímido, Dormilón, Mudito, Feliz, Sabio y Mocoso son los siete enanitos que acogen a la joven y perdida Blancanieves. Quien aparece en sus vidas tras huir despavorida de su malvada madrastra que quiere acabar con ella por ser la más hermosa del reino. Los enanitos viven una vida humilde y sencilla, y se dedican a cavar en una mina para conseguir diamantes de todos los tamaños. Para hacerse más ameno el duro trabajo, los enanitos cantan al unísono una canción: "Cavar, cavar de sol a sol". 

De esta película, una de las más antiguas de la factoría Disney, nos quedamos con esta mítica canción. ¿A quién no se le ha metido alguna vez en la cabeza y no había forma de sacarla?

2. Bibidi Babidi de Cenicienta

El hada madrina de Cenicienta aparece justo en el momento perfecto, y con su magia le arregla el vestido a la joven además de regalarle unos bonitos zapatos de brillante cristal. Y con otro hechizo le otorga una espléndida carroza con la que Cenicienta puede acudir al baile del Príncipe Azul, cambiando su destino para siempre. La única condición que le pone es clara: a las 12 tiene que volver a casa. 

Fue el inicio de las cintas de princesas de Disney y se estrenó en 1950, pero su historia perdura hasta nuestros tiempos.

3. Quiero ser como tú de El Libro de la selva

La selva es un lugar peligroso para un niño, pero Mowgli no es un niño cualquiera, y si el Rey Louie, el rey de los monos, le pide cantando "el fuego" no podrá hacer otra cosa que seguir el ritmo. No obstante, esta curiosa petición inquieta a Bagheera, que sigue al "cachorro humano" para vigilarle junto a su inseparable amigo Baloo. A este último se le olvida en qué consiste la misión de rescate y no puede frenar sus ganas de bailar. Dejando en nuestras pantallas una de las escenas más divertidas de la película. Cualquiera diría que fue estrenada en 1967.

4. Bajo el mar de La Sirenita

En 1989, las aventuras se trasladaron "bajo el mar... bajo el mar" con Ariel, Flounder y Sebastián. La sirena adolescente hija de Tritón no quería otra cosa que salir a la superficie. Su imprudente afán de debía a que se había enamorado de un hombre al rescatarle de morir ahogado, y no podía pensar en otra cosa que en tener un par de piernas y caminar junto al amor de su vida.

Pero "el mundo exterior es un lío" le dice su amigo, el cangrejo Sebastián, intentando disuadirla, y entonces da comienzo una de las canciones más entonadas de Disney. ¡A cantar!

5. Qué festín de La Bella y la Bestia

Entrando en la década de los 90, concretamente en 1991, se estrenó La Bella y la Bestia. Una de las primeras películas que se aprendieron de memoria los millennials. Curiosamente, la canción elegida la cantan objetos cotidianos de la época que han cobrado vida en el enorme castillo de la Bestia durante la estancia, más bien secuestro, de la Bella.

Para animar a la muchacha, que echa de menos su hogar y no consigue conectar con el dueño del lugar, el reloj Din Don y el candelabro Lumière, le preparan todo un festín, "¡Qué festín!".

6. Un Mundo Ideal de Aladdín

Tan solo un año después, en 1992, llegaba a nuestros cines Aladdín, dando un giro de guión a las historias de princesas hasta ahora contadas y con uno de los personajes más queridos del universo Disney: el Genio de la lámpara. Subidos en la alfombra mágica, Jasmín y su príncipe planean sobre la ciudad que regenta el padre de ella. El joven quiere enamorar a su amada y crear juntos un nuevo mundo -ideal-. "¿Confías en mí?" si es así, no puedes dejar de escuchar esta preciosa canción, un clásico.

7. Hakuna Matata de El Rey León

Descubrir en 1994 el dicho de Timón y Pumba le ha cambiado la vida a muchos. "Hakuna Matata" es una expresión del idioma suajili que se puede interpretar como "vive y sé feliz", aunque su traducción literal sería más equivalente a "sin preocupaciones" o "no hay problema".

El pequeño Simba vaga triste tras perder a su padre, el Rey León, Mufasa. Perdido y deshidratado, camina por la sabana hasta toparse, de repente, con una curiosa pareja: un jabalí apestoso pero adorable y un ingenioso aunque chillón suricato. Quienes le enseñan otra forma de tomarse la vida: "Ningún problema, debe hacerte sufrir, lo más fácil es, saber decir... Hakuna Matata".

8. Colores en el viento de Pocahontas

En Pocahontas, estrenada en 1995, la "salvaje" le muestra al capitán de barco John Smith que hay mucho más que ver en el mundo si uno abre su mente. Una lección muy valiosa para niños y mayores: hay que acabar con el racismo, la xenofobia y los prejuicios hacia lo diferente.

Esta emotiva melodía es un canto a la vida y a la naturaleza, en la que Pocahontas busca demostrar que, para ella, estar conectada al mundo animal y vegetal le enriquece el alma. Algo que quiere compartir con el valiente forastero.

9. De Cero a Héroe de Hércules

Junto con el nacimiento de la Generazión Z, llegó el estreno de Hércules. Una película de Disney que más que para un público infantil, estaba destinada para niños "un poco más mayores". Con la teología e historia clásica de Grecia como base, en esta película se muestra como el hijo de Zeus aprende a ser un héroe en la Tierra.

Acompañado por un celestial pegaso, un sátiro -mitad cabra y mitad hombre- que es su entrenador personal Philoctetes y una misteriosa e inteligente mujer llamada Meg, el hijo del Dios del Olimpo lucha contra adversidades y corre peligros para ser el mejor de los guerreros. Las Musas nos narran sus aventuras: "Bendición, Hércules campeón"

10. Todo un hombre haré de ti de Mulán

El título de esta canción es toda una ironía, ya que Mulán es una -mujer- guerrera que marcha a la guerra para pelear, eso sí, disfrazada de hombre, en el nombre de su familia. Con su estreno en 1998 comienza el cambio de mentalidad en las películas Disney: desde Mulán, ninguna princesa necesita ser rescatada, ellas son las que salvan el mundo.

El capitán del ejército que pretende plantar cara a los Hunos, les enseña a sus soldados cómo se combate al enemigo y les entrena duramente. Con la ayuda del dragón Mushu, Mulán acaba superando el entrenamiento y demuestra su valía. Una de las canciones más míticas.

11. En mi corazón vivirás de Tarzán

Un año antes del cambio de siglo, el baterista, cantante, compositor, productor y actor británico, Phil Collins nos deleitaba con la banda sonora original y en español de la película Tarzán. Con piezas magistrales como Dos Mundos o En mi corazón vivirás la historia del hombre mono cautivó a cientos de miles de padres, madres, hijas e hijos.

En esta canción, que entona Kala, la gorila y madre adoptiva de Tarzán, el pequeño descubre el mundo que le rodea. Y contiene una lección tan necesaria como es valorar a la familia, no solo a la de sangre, sino también a aquellos que te cuidan desinteresadamente.

12. Let It Go de Frozen

Frozen termina por cambiarlo todo. El feminismo se introduce de lleno en la factoría Disney con la historia de dos hermanas huérfanas en la que el amor fraternal es el amor verdadero. Además, enseña a jovenes y niños la auto aceptación, la necesidad de conocerse y valorarse a uno mismo, y a no tener miedo a ser diferente.

Let It Go, Suéltalo en español, se ha convertido en unos de los himnos del colectivo LGTBIQ+, y en general de todos aquellos que quieren romper con los prejuicios y con los estereotipos.

Seis años después de su estreno tendremos en cines la segunda entrega, el 29 de noviembre de 2019. La cual esperamos entusiasmados para poder cantar nuevas y pegadizas canciones. Ademas de para disfrutar de una trama tan inspiradora como fue la de la primera parte.