Acelgas rojas

 

 

Acelgas rojas con tomates fritos.

¿Con qué?

Dos manojos de acelgas rojas, dos patatas rojas, una cebolla, media docena de tomates secos, aceite de oliva, orégano, vinagre y sal.

¿Cómo?

Escaldamos las acelgas en agua muy caliente con unas gotas de vinagre; apagamos al empezar a hervir y escurrimos, después añadimos las patatas peladas y cortadas en dados quebrados, vertemos unas gotas de aceite de oliva, cubrimos de agua fría, salamos y cocemos durante veinticinco minutos a fuego vivo. Apagamos, escurrimos y reservamos. Entretanto en una sartén o cazuela baja pochamos la cebolla cortada en tiras a fuego lento con dos cucharadas de aceite, cuando está blanda le añadimos los tomates secos –si tenemos- o en rama, pelados y sin pepitas, removemos bien hasta que estén melosos y echamos sobre las acelgas con las patatas. Servimos en plato hondo acelgas, patatas, cebolla y tomates secos o en rama.

 Pavo, Muslos

Pavo guisado con patatas y verduras.

¿Con qué?

Dos muslos de pavo deshuesados y en trozos, dos dientes de ajo, un pimiento rojo, una cebolla, tres patatas grandes, un puerro y un calabacín, una copa de brandy, aceite de oliva, una hoja de laurel, tomillo y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la pollería que nos corten los dos muslos en trozos pequeños. En la cazuela donde vamos a hacer el guiso vertemos dos cucharadas de aceite con los dientes de ajo y doramos el pavo a fuego vivo durante cinco minutos, echando un poco de brandy a los dos minutos, y reservamos. En el mismo aceite y salsa pochamos la cebolla cortada en dados, el pimiento, el puerro y el calabacín y las patatas peladas, igualmente cortadas, por este orden, cubrimos de agua, salamos, echamos una rama de tomillo y una hoja de laurel, añadimos la carne de pavo con el jugo que haya soltado y dejamos cocer durante media hora a fuego lento, moviendo la cazuela de vez en cuando para que se ligue la salsa. Servimos en plato hondo con salsa.

Queso de la tierra con membrillo.

El coste de esta propuesta está en torno a los 14 euros.