La luna se teñirá de color rojo y se producirá una alineación de Marte, la Tierra y el Sol en el eclipse lunar de este viernes 27 de julio. No va a ser uno más. No solo porque hacía más de dos años no se producía un eclipse total de luna visible en Europa, sino porque no habrá otro de mayor duración en todo el siglo XXI, según la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos.

¿Cómo será el eclipse?

En un eclipse lunar, la luna pasa a través de la sombra de la tierra. Cuando la tierra bloquea solo parcialmente la luz del sol, se denomina "eclipse parcial". Si la tapa completamente, es total, como en este caso.

¿Dónde podrá verse?

Será visible en la mayor parte de Europa, África, Medio Oriente, Asia Central, Australia y en algunas zonas de América Latina. Los mejores lugares para contemplarlo serán India y Oriente Medio.

¿Cuánto durará?

El momento en el que el disco lunar se ocultará por completo ocurrirá entre las 21:30 y las 23:12 horas peninsulares, aunque en España no se verá hasta las 22:22 horas. Irá menguando hasta las 1:28, hora a la que la luna recuperará su color original.

¿Por qué el color rojo?

La tonalidad rojiza de la Luna, un fenómeno conocido popularmente como luna de sangre, será consecuencia del comportamiento de la atmósfera terrestre frente a los rayos solares. Actuando como una lente, ésta desviará todos los componentes de la luz del Sol excepto la rojiza, que experimentará un desvío menor y teñirá la faz de la Luna.

¿Se puede mirar directamente a la luna?

A diferencia de los eclipses de sol, en los que hay que protegerse para mirar al cielo, en esta ocasión se puede mirar directamente a la luna, pero buscando un lugar oscuro y con el horizonte despejado, porque la Luna se situará en una posición más baja.