Éxito rotundo de la campaña puesta en marcha hace algunos meses con un objetivo muy claro: evitar que los más pequeños de la casa se queden sin uno de los alimentos básicos y más importantes. Para ello se creó Ningún niño sin bigote, una iniciativa puesta en marcha por la Obra Social “la Caixa” con ese propósito y que se apoyaba, para alcanzar la meta, en los altavoces que suponen las redes sociales.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"22784","attributes":{"class":"media-image wp-image-340500 aligncenter","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"690","height":"287","alt":"ningunni\u00f1osinbigote"}}]]Cabe subrayar que la idea supone un respaldo y complemento para la web www.granrecogidadeleche.es, una página en la que se explica el proyecto y como a través de él se buscar paliar en la medida de lo posible las consecuencias de una crisis económica como la que atraviesa España y sus efectos sobre los más débiles, es decir, los niños y las niñas.


Ningún niño sin bigote también recibió un importante impulso en abril pasado de la propia entidad al involucrar en la recogida de leche a sus trabajadores y las sucursales que tiene repartidas por toda Cataluña.

Esta iniciativa, de la que ya hablamos en ELPLURAL.COM, se apoya en un vídeo viralizado a través de YouTube en el que se informa de sus fines.

[youtube]https://youtu.be/xEcvOGWqc-w[/youtube]

 

Twitter, Facebook y otras plataformas han servido como un perfecto altavoz. A la vista de los últimos datos hechos públicos parece que la cosa no ha ido nada mal.

En total, según comunicó esta misma semana la Obra Social “la Caixa”, la campaña Ningún niño sin bigote, “gracias a la generosidad de los españoles” ha conseguido recoger más de un millón de litros de leche. Se trata de una cantidad muy importante que se ha entregado ya a los bancos de alimentos provinciales. Desde la propia entidad han recordado que “estas entidades atienden a familias en situación de vulnerabilidad que no llegan al consumo mínimo de leche recomendado: un litro por persona a la semana”.

No hay que olvidar que esta campaña pionera centrada en un único producto también “ha recibido donaciones económicas a través de canales electrónicos, además de organizar otras iniciativas culturales, deportivas y populares que han recogido fondos para la causa”.

Ese 1,2 millones de litros recaudados por la solidaridad ciudadana permitirá que alrededor de 60.000 de pequeños logren llegar al consumo mínimo de leche que recomiendan los especialistas hasta que finalice este año.

Por cierto. La campaña continúa en marcha así que todavía se puede aportar un granito de arena para que no haya #Ningúnniñosinbigote.

[youtube]https://youtu.be/k37TSNVch2A[/youtube]