Desahucio en Estepona



Los desahucios cayeron un 2,5% el año pasado según la estadística que ha publicado este jueves el Banco de España, basada en los datos que reconocen las propias entidades. En total se produjeron 2.229 entregas judiciales de viviendas ocupadas en 2014 frente a las 2.288 de un año antes. El supervisor, no obstante, admite que los datos correspondientes a 2013 han sufrido una modificación respecto a los que incluyó en la nota que publicó en mayo de 2014. En aquel entonces cifró el número de desahucios en 2.060, es decir, que los ha revisado al alza un 11%.  Respecto a 2014 el banco se quedó con 36.519 viviendas habituales.

Errores de una entidad
El Banco de España basa esta revisión en los “errores de reporte procedentes de una entidad en particular”, pero no da su nombre ni ofrece más detalles. Sin tener en cuenta esta corrección el número de desahucios de 2014 habría aumentado un 8,2%.
Según los datos actualizados del organismo que gobierna Luis María Linde, la entrega de viviendas sobre viviendas habituales ha registrado una subida del 5,6% al pasar de las 34.570 de 2013 a las 36.519 que han pasado a ser propiedad del banco por impago 2014. En el caso del total de viviendas el repunte ha sido del 3%, hasta 46.591. Hay que diferenciar entre lo que es vivienda habitual, lo que implica que la familia afectada se queda en la calle, u otro tipo de inmueble.

Daciones en pago
De las más de 36.500 entregas de casas utilizadas como residencia, 19.406 fueron procesos voluntarios con acuerdo entre el banco y el embargado frente a las 17.823 de 2013. Mientras, las daciones en pago pasaron a representar el 45,2% de las ejecuciones de primera vivienda desde el 43,3% del año anterior.
En el resto de procesos intervino el juez. En concreto, en 17.113 en el caso de viviendas habituales, una cifra que representa un 2,2% más respecto a las de 2013. Este saldo se explica por la evolución de los embargos en los que la vivienda estaba vacía, donde suben un 3%, con 15.312, mientras caen los que se han llevado a cabo pese a que la casa estaba habitada en el momento del desalojo, que corresponden a los desahucios propiamente dichos. Los desalojos con intervención policial caen de 93 a 20 en el caso de vivienda habitual y de 147 a 25 en el total.