¿Qué es trading? El trading es pura especulación financiera, una operación por la que un particular adquiere activos financieros (acciones, letras del Tesoro, pagarés…) con el objetivo de conseguir beneficios en el corto plazo. Se trata de una actuación de riesgo que exige un perfecto control de los mercados.

Ejemplo:

El trading financiero es una actividad que consiste en comprar y vender un valor subyacente en un mercado con el fin de conseguir un beneficio. Se puede hacer con acciones, divisas, materias primas, etc…

 

Tipos de trading

  • Scalping. Es uno de los tipos de trading más arriesgados y agresivos, puesto que la compraventa de instrumentos financieros se realiza en un mismo día y se desarrolla en minutos e, incluso, segundos. Las ganancias en estas operaciones no suelen ser muy elevadas, pero el objetivo es conseguir cierta ventaja de fluctuaciones muy bruscas, por lo que necesita rapidez.
  • Daytrading. También son movimientos dentro de un mismo día pero, a diferencia del scalping, controlan más los riesgos y tardan algo más de tiempo en cerrar la operación (desde unos minutos hasta unas horas). En cualquier caso, los traders dentro de esta especialidad nunca se van a dormir con una venta abierta.
  • Swingtrading. Es el tipo de trading más adecuado para aquellos especuladores que quieren resultados rápidos de sus operaciones financieras, pero que están dispuestos y capacitados para esperar por sus beneficios durante unos días.
  • Position trading. El indicado para profesionales tranquilos, capaces de mantener la calma y no tener en cuenta las fluctuaciones en su contra o las opiniones de terceros. En este tipo de trading, las posiciones pueden mantenerse abiertas durante meses o incluso años y tiene en cuenta gráficas semanales y mensuales. También los beneficios pueden ser mayores.

o adeudo por domiciliación pero, en todos los casos, hace referencia al mismo procedimiento:

¿Qué es un trader?

Un trader es toda aquella persona física cuyo cometido es la compraventa de activos financieros en el corto plazo, en cualquier tipo de mercado y a través de dinero propio o ajeno. El objetivo es especular con las inversiones para sacar la máxima rentabilidad en el mínimo tiempo posible, por eso se trata de una posición que exige mucha concentración, conocimiento del medio y capacidad de decisión.

A simple vista, puede parecer que bróker y trader son la misma figura, pero lo cierto que son completamente diferentes. Mientras que el primero es un mero intermediario entre los inversores y los emisores de deuda, los segundos son los que toman las decisiones a la hora de acometer una operación financiera y utilizan las herramientas de los bróker para poder participar en los mercados financieros.

Ejemplo:

El trading se puede hacer en distintas opciones: por ejemplo, las divisas, commodities o acciones. Gracias al hecho de que vivimos en un mundo cada vez más globalizado y que convive codo con codo con la tecnología, ofrece la posibilidad de que cualquier persona pueda realizarlo y así, vivir en primera persona la emoción que se siente”.

 

Forex: especular con divisas

Las operaciones de trading más habituales son las que se realizan en los mercados de futuros. Pero el mercado de divisas o Forex también ofrece posibilidades a los traders. En sus operaciones, estos agentes pueden sacar importantes beneficios de la compraventa de divisas tanto en el corto como en el largo plazo.

Ejemplo:

Otra ventaja indiscutible del Forex es la gran variedad de factores que afectan y determinan los tipos diferentes de cambio, al dejar las ventanas abiertas para que las especulaciones y estrategias utilizadas sean prácticamente sin límites”.