Por definición, divisa es la moneda que se encuentra en circulación en un país. Sin embargo, su acepción más conocida y extendida es la de moneda extranjera. Es decir, se entiende por divisa el dinero oficial de un país extranjero tanto en forma física (efectivo, billetes y monedas) como a modo de anotación o saldo en un banco fuera de nuestras fronteras. En el caso de España, el euro sería la moneda nacional mientras que el dólar, la libra o los pesos serían otras divisas.

Las divisas son consideradas activos, puesto que tienen un valor, y cada día cotizan en el mercado de divisas. En él, todas estas monedas extranjeras pueden perder o ganar “peso”, dependiendo del interés que despierten.

Ejemplo:

“Esta semana, tras el famoso discurso de May, la libra ya había registrado descensos récord. Se mantiene con respecto al dólar en su nivel más bajo en más de 30 años y desde que el Reino Unido aprobó abandonar la Unión Europea, la libra esterlina ha caído un 16%. Es la divisa con peor recorrido entre las 31 principales que analiza Bloomberg”.

Mercado de divisas o Forex

El mercado de divisas o Foreign Exchange (Forex) es, de todos los mercados bursátiles, el más importante. Su actividad diaria se centra en el cambio o conversión de una moneda por otra, es decir, trabaja con pares (euro/dólar, libra/dólar, etc.) y el objetivo es conseguir mantener las divisas hasta el momento en el cambio sea beneficioso y se obtengan beneficios con el cambio. Solo se puede operar con un par de divisas al mismo tiempo.

Ejemplo:

“Uno de los más conocidos es el mercado de divisas, o el mercado Forex, donde compramos las divisas y siempre se hace de una respecto a otra, por ejemplo, del euro frente al dólar. Actualmente siempre se habla de pares de divisas, ya que el Patrón Oro desapareció para conocer el valor de una divisa y ahora es preciso comparar una con otra

Cambio de divisas

El mercado de divisas o Forex se basa en el cambio de divisas, es decir, en la transformación de la moneda de un país en otra, a poder ser, obteniendo beneficios de ese cambio. Cada divisa tiene un valor con respecto a otra, lo que se conoce como tipo de cambio. Por ejemplo, antes de viajar a Inglaterra, debemos consultar a cuánto equivale la libra británica: 1€ = 1,12 £.

Ejemplo:

Por suerte, al mundo financiero llegaron hace unos años las empresas que permitían hacer cambios de divisa sin necesidad de perder dinero con comisiones o tipos de cambio inexacto, y que poco a poco se han hecho con trozo del mercado español gracias al boca a boca y a su buen servicio

Tipos de divisas

  • Divisas convertibles. Fácilmente intercambiables por otras monedas.
  • Divisas no convertibles. Su conversión a otra moneda es más difícil porque no están aceptadas en el mercado de divisas.
  • Divisas fuertes. Las de aquellos países que, por su estabilidad económica, cuentan con una moneda de valor adecuado (o al menos no perjudicial).
  • Divisas exóticas. Su alcance internacional no suele ser muy amplio.