Alfonso Ussía y Gaspar Llamazares / Fotos 'La Razón' y EFE respectivamente Alfonso Ussía y Gaspar Llamazares / Fotos 'La Razón' y EFE respectivamente



De todos los argumentos a los que podía echar mano Alfonso Ussía contra el proceso soberanista liderado por Artur Mas en Cataluña solo se le ha ocurrido disertar sobre la fealdad de la ropa interior con la estalada, recurriendo para ello por cierto a una noticia de hace dos años. Y lo peor es que el columnista de La Razón lo que ha dejado entrever una vez más bajo sus diatribas contra los independentistas y su pose de 'catador' de ropa interior es un machismo trasnochado y casposo. Babea con la "bellísima rubia" que lo anuncia y tacha a "la morena menos sugerente" que la acompaña de "la tía soltera" de la primera.

Aquellos bikinis de las nietas de Franco...
El presunto crítico de ropa interior alega que "el suje" independentista es "generoso en su cazuelamen" y "muy antiguo de diseño" y le recuerda a los comunistas, por lo que sugiera que su diseñadora "ha sido la monja coñazo o religiosa Forcadas". A partir de ahí evoca con nostalgia cuando en los sesenta "las nietas de Franco se bañaban con unos biquinis mucho más atrevidos".

Del recuerdo a la imaginación
Insiste Ussía en que "los sujes independentistas" son "feos" y más dolorosos a la vista "que una mordedura de tábano". Y de ahí pasa a imaginar a los independentistas bailando sardanas "con tan extravagante prenda como única cubrición" y más en particular "a Pilar Rahola bailando con el suje y me apiado de mí con honda misericordia" y también "a Karmele Marchante". También "a la monja coñazo".

La 'gracia' final
Al final el articulista se reboza de lleno en el infantilismo y defiende que los sujetadores deberían venderse "con braguitas a juego" o con tanga para el caso de Artur Mas "porque se están quedando en los huesos con los últimos disgustos". La 'gracia' final es decir que hay que llevar estas prendas "permanentemente hasta el día que se consiga la independencia" y por tanto deberían venderse con "mascarilla" porque los independentistas povocarán "recelos pituitarios" de no cambiarse.