Tras la filtración producida este jueves de la declaración de la renta de Esperanza Aguirre, la candidata popular a la Alcaldía de Madrid no dudó en arremeter contra todo el que se puso por delante, denunciar lo ocurrido ante la Fiscalía General del Estado y acusar directamente a los funcionarios del Ministerio de Hacienda de lo ocurrido.

El diario ABC se hace hoy eco de la noticia en su editorial para calificar el hecho, en línea con la opinión de Aguirre, de “violación flagrante de la ley”, opinión que contrasta totalmente con el trabajo realizado por este periódico cuando publicó el pasado febrero los datos tributarios del ex dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero.

El editorial de ABC señala que “Aguirre no tiene ninguna obligación, ni legal ni política, de publicar su situación fiscal, ya que, (…) “trabaja en la empresa privada”. En esta misma situación se encontraba Monedero cuando se publicaron sus ingresos procedentes de su labor de asesoría a Venezuela pero ABC considera que no es lo mismo y pide a la justicia y al Ministerio de Hacienda “identificar cuanto antes a los responsables de este atropello” y lanza una curiosa premonición, “hoy es Aguirre, pero mañana podría ser cualquier otro”. En el momento de las revelaciones hechas sobre Monedero, el ABC exigió en su titular que Podemos y sus líderes fuesen "transparentes, honrados y responsables", algo que no han pedido en el caso de Aguirre desde que decidió presentarse como candidata a la alcaldía de Madrid.

La diferencia entre el caso Aguirre y Monedero es que en el caso del miembro de Podemos su declaración de la renta incluía irregularidades ante la limpia declaración de la ‘lideresa’, dato que no es relevante en el debate sobre la seguridad jurídica.

También en Hacienda
El Ministerio de Hacienda también se ha retratado tras la filtración de la declaración de Aguirre y las acusaciones de ésta. El departamento que dirige Cristobal Montoro también se suma a este doble rasero al abrir una investigación interna por ésta última filtración pero no hacerlo en el caso de Monedero el pasado febrero.