Telecinco suspendió el último día del pasado año la contratación de la producción del programa matinal líder de la cadena. En concreto, ‘El Programa de Ana Rosa’ fue producido durante 17 años por la productora Cuarzo, de la que la popular presentadora era su consejera delegada (CEO), hasta el pasado mes de noviembre que vendió su paquete accionarial y se quedó sin ningún cargo en la productora.

Paralelamente, Xelo Montesinos, exdirectora de Cuarzo y mano de derecha de Ana Rosa, fundaba la productora Unicorn Content. Junto a ellas, otros cargos de la extinta compañía dejaban sus cargos, al mismo tiempo que algunos de los empleados causaban baja voluntaria o negociaban sus salidas.

Fue a finales de año cuando los trabajadores recibieron la comunicación oficial en la que se les anunciaba que “causarían baja” a fecha 1 de enero y que debían dirigirse a Unicorn Content, “que está contratando al personal que Cuarzo Producciones dedicaba a dicha producción”.

La demanda de los trabajadores

La mayoría del personal del programa ha fichado por la nueva productora, pero un grupo de 18 trabajadores que se negaron a firmar la baja voluntaria, han presentado una demanda colectiva porque consideran que se ha producido una subrogación irregular de trabajadores entre empresas, con el objetivo de ahorrarse unas indemnizaciones que ascenderían a aproximadamente 678.000 euros. Al mismo tiempo desde la nueva productora dirigida por Montesinos, recibieron un burofax en el que se les informaba que Unicorn no tenían responsabilidad sobre ellos, por lo que no procedía la subrogación de sus empleos.

APM y UGT reclaman la resolución urgente del conflicto

 La Asociación de Prensa de Madrid ha reclamado mediante un comunicado una “solución urgente a las empresas involucradas ante la situación de desprotección en que se encuentran los trabajadores afectados, ya que ni siquiera han percibido la indemnización que les correspondería”

Desde el punto de vista sindical “los trabajadores que prestan sus servicios en productoras, desgraciadamente no son capaces de dar paso a las organizaciones sindicales, bien porque consideran que su trabajo es distinto o por cualquier otro motivo”, afirma José María García González, secretario de medios de comunicación y cultura de UGT.

De esta forma, añade el sindicalista, “nos encontramos ante una merma de los derechos laborales. En el caso concreto de Cuarzo, resulta sorprendente que los trabajadores de una productora en 17 años nunca hayan celebrado unas elecciones sindicales”. Para terminar, señala el responsable de medios de comunicación de UGT, “queremos subrayar que los miembros del sindicato que forman parte del comité de empresa de la cadena siempre hemos apostado porque todos trabajadores que presten servicios en un mismo espacio, independientemente de la empresa que los contrate, deberían tener las mismas condiciones, de modo que tenemos claro que cualquiera de las empresas tiene que hacerse cargo de los trabajadores”.