Se acaba el tiempo para el president de la Generalitat, Artur Mas. El plazo del desafío soberanista llega a su fin el próximo 9 de noviembre, fecha en la que se prevé que se celebre el referéndum. La consulta cuenta con el rechazo de diversos sectores políticos y empresariales.  Desde CIU se cree ya que no se realizará la consulta.

En el caso de acudir a unas elecciones plebiscitarias, en sustitución de la consulta, ERC ganaría con un 23,2% de los votos -diez puntos más de los que obtuvo en las autonómicas de 2012- frente al 19,1% que obtendría CiU, que bajaría hasta once puntos, según una encuesta publicada este lunes por El Mundo.

Cara división de los catalanes
La encuesta  indica que un 48,7% de los catalanes preguntados cree que Artur Mas convocará la consulta a pesar del rechazo del Tribunal Constitucional. Además, la mayoría de los encuestados cree que el Gobierno no debe suspender la autonomía catalana a pesar del rechazo del Constitucional.

Mayoría simple, por la independencia
Un 41,3% de los entrevistados está a favor de que Cataluña sea un Estado, pero el porcentaje se reduce más, al 34% cuando la pregunta es si quieren un Estado “independiente”.  Por el contrario, un 39,5% votaría “no” a la doble pregunta planteada por el Ejecutivo de Artur Mas.

Decisión por el conjunto de los españoles
La mayoría de los entrevistados cree que la “secesión” debe ser decidida por el “conjunto de los españoles”. Del mismo modo consideran que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería ser más receptivo con las peticiones de Mas.

Con el fin de lograr un mayor apoyo “popular” a su desafío desde la Generalitat se han convocado diversos actos institucionales con motivo de la Diada en el Fossar de les Moreres, un símbolo independentista por antonomasia, el próximo 10 de septiembre.

Desde la Generalitat se espera que la 5ª edición de la Asseblea Nacional de Cataluña “sea un éxito” con el fin de proyectar internacionalmente la Comunidad y obligar a Rajoy a realizar la consulta.

Referéndum autorizado
La mayoría de la sociedad catalana desea un referéndum “autorizado por el Estado”. La encuesta  refleja que un 58,7% de los catalanes preguntados, en su mayoría votantes de CiU y ERC, piden una consulta pactada e incluso un porcentaje similar considera que Rajoy debería ser más receptivo con la consulta del Govern.

En contra de la independencia
Por su parte, la mayoría de los votantes de ICV-EUia está a favor de la consulta pero en contra de la independencia. Por otro lado, los votantes del PSC se manifiestan claramente en contra de que Cataluña sea un “Estado” y la mayoría cree que no se realizará la consulta.

La mayoría de los catalanes encuestados “desconocen” la actitud del nuevo líder de los socialistas, Pedro Sánchez, con respecto a la consulta. Sánchez sí que se ha mostrado partidario de una reforma constitucional hacia el federalismo.

Diferencias por edades y género
Sí existen diferentes posturas en cuanto al género de los encuestados. El president de la Generalitat, Artur Mas, confía en el respaldo de los más jóvenes, quienes estarían a favor de la “secesión”. A medida que avanzan los grupos de edad, la postura “independentista” va perdiendo apoyos. De esta manera en la franja de edad superior a los 65 años el rechazo al “Estado independiente” llega casi al 50%. La postura de Artur Mas “cala mejor” entre los varones que entre las mujeres. Un 36,3% de los hombres lo apoyan mientras que obtiene un rechazo femenino del 42%.